BLOGS

Las pérdidas por precios del café suman más de treinta mil millones de dólares por año

07/10/2017 09:08 CEST | Actualizado 07/10/2017 09:08 CEST
Getty Images/iStockphoto

Mientras los países desarrollados celebraron el Día Internacional del Café el 1ero de octubre, la realidad en las montañas donde se cultiva el grano es muy difícil para los agricultores y sus familias. Hay hambre, desnutrición, trabajo infantil y pobreza extrema en las tierras cafetaleras, por otro lado la industria del café acumula decenas de miles de millones de dólares en ganancias cada año. Es un negocio neocolonial que concentra los beneficios en "el norte" y tiene un altísimo e inaceptable costo humano para los países productores.

Más de 30 mil millones* de dólares anuales dejan de percibir los caficultores que luchan por sobrevivir en el cinturón cafetero de todo el mundo debido al "precio de mercado" artificialmente bajo (Swissploitation). *Las pérdidas de ingresos para los productores por precio del café están calculadas basadas en el precio del café de 1983 ajustado a la inflación.

Las todo poderosas multinacionales del café pagan ahora a los cada vez mas pobres caficultores un 60% menos por libra de café, en términos reales, que en 1983. El precio actual del café US$1.28 por lb equivale a tan solo 52 centavos de dólar de 1983. El precio del café en 1983 era de US$1.20 a US$1.40 por lb, según el Acuerdo Internacional del Café. Ese monto ajustado a la inflación equivaldría ahora a un precio por libra de café de entre $2.95 y $3.44, muy por encima del $1.28 actual. El mal llamado "Comercio Justo", "UTZ" o "Café Etico" tiene un precio por libra para el caficultor inferior al 50% del que recibía hace 34 años, en 1983. Ese café no es ni justo, ni ético, ni sostenible.

Las estructuras actuales del comercio del café, del té y del cacao fueron creadas para que los pequeños y medianos agricultores y sus hijos no alcancen la prosperidad nunca.

Para poner fin a esta situación de injusticia económica en CAFE FOR CHANGE trabajamos arduamente en la creación e implementación de We Share International (Compartimos), un sistema transparente de valor compartido con compensación de por lo menos 10CtvsPorTaza consumida en los países desarrollados. Este mecanismo transparente de compensación permitirá que los consumidores compensen directamente a los productores para erradicar el trabajo infantil y la pobreza extrema en las comunidades rurales donde se cultivan el café, el té y el cacao y también a crear una clase media rural como fruto del trabajo de los agricultores.

Las estructuras actuales del comercio del café, del té y del cacao fueron creadas para que los pequeños y medianos agricultores y sus hijos no alcancen la prosperidad nunca. Los gobiernos de los países desarrollados hablan mucho de su irrestricto apoyo a la defensa de los Derechos Humanos, de su respeto a la Convención de los Derechos del Niño, de su compromiso para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, etc., pero cada taza de café, té y chocolate que consumen demuestran que practican y fomentan la explotación de los mas débiles con falsas campañas de "Comercio Justo", "Ayuda al Desarrollo" y de "sostenibilidad" las que también defraudan a los consumidores que las financián con sus impuestos.

Compensar a los productores con Valor Compartido de por lo menos 10CtvsPorTaza no es un acto de caridad, o de "ayuda al desarrollo". Es un acto de justicia.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog

ESPACIO ECO