POLÍTICA

Prima de riesgo en máximos: España acaricia el punto de rescate

29/05/2012 12:17 CEST | Actualizado 30/05/2012 11:06 CEST

Nunca antes la prima de riesgo había superado el umbral de los 500 puntos al cierre de la sesión y nunca antes expertos de mercado de toda tendencia habían dado por segura la intervención europea para sanear el sistema bancario. Es más: se empieza a percibir que la situación del sistema financiero español no es sólo un problema para España, sino para Europa.

"España no puede permitirse rescatar a sus bancos, lo que deja a la eurozona (Alemania) en apuros", dicen los expertos consultados por la agencia Bloomberg.

En el caso de Portugal, la prima de riesgo, que mide el interés extra que un Estado paga por refinanciar sus deudas con respecto a Alemania, superaba los 600 puntos básicos cuando fue rescatado. En el de Irlanda, se situaba en los 580 puntos. Ambos países superaban el 7% de interés en sus bonos de deuda a devolver en 10 años. El español se sitúa en torno a los 6,5%, acariciando peligrosamente el punto de no retorno.

¿Es inevitable el rescate de la banca española? Es probable, pero depende de las decisiones que se adopten en las próximas semanas. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer que "no va a haber ningún rescate de la banca española", usando expresiones muy similares a las de los primeros ministros griegos, portugués e irlandés. No hay rescate hasta que está decidido. Sin embargo, el propio Rajoy aseguró estar "a favor" de que las propias entidades en apuros reciban, caso por caso, ayudas europeas, algo que reduciría en parte la responsabilidad del Estado para hacerse cargo de su sistema financiero para concentrarla en los propios bancos.