Porno para mamás, un "Crepúsculo" erótico, revulsivo para matrimonios... La abundancia de etiquetas inventadas para Fifty Shades of Grey (en español, Cincuenta sombras de Grey) es un signo de que aún nadie sabe cómo definir al fenómeno editorial que ha vendido más de 10 millones de unidades en los Estados Unidos en seis semanas y que acaba de llegar a España. La historia es parte de una trilogía a la que continúan Fifty Shades Darker y Fifty Shades Freed.

Desde el miércoles pasado está en las librerías de nuestro país la edición de Grijalbo con una primera tirada de 160.000 ejemplares, una apuesta espectacular en los tiempos que corren. Va sobre seguro: si todo va como en los países donde ya se ha editado, desaparecerá de las estanterías. La novela "erótica, no pornográfica", puntualiza la editora Ana Liarás, trata del pulso sexual y psicológico entre sus dos protagonistas: la joven virgen Anastasia Steele y el guapo, rico y aficionado al sadomasoquismo Christian Grey.

La historia de una autora desconocida que alumbra un éxito descomunal en forma de trilogía es similar a la de Stieg Larsson o J.K. Rowling. Nadie sabía quién era E. L. James hace un año, cuando publicó con una diminuta editorial australiana su primera obra, que comenzó como un ejercicio de fan fiction en los foros de internet. El boca a oreja consiguió que empezara a venderse y, sobre todo, que acabara fichando por la editorial Vintage, una de las grandes. Sin embargo, sí que hay una novedad interesante en la trayectoria de James: fue la discreta edición en ebook la que empujó las ventas al principio. "Ninguno de los grandes fenómenos como Harry Potter, Crepúsculo o Larsson empezó en ebook", explica Liarás. Hoy, Vintage está vendiendo igual de bien una y otra edición. En EEUU el libro ha puesto de moda hablar abiertamente de sexo entre el público femenino. La adaptación cinematográfica está en marcha: Angelina Jolie se ha ofrecido a dirigirla, y Bret Easton Ellis ha dejado caer que no le importaría adaptar el guión.

Si quieres saber si el libro es para tanto o no, puedes descargarte el capítulo número 11 que Grijalbo nos ha proporcionado en exclusiva. Trata de uno de los momentos cumbres de la trama: el momento en el que ella debe firmar el contrato en el que acepta someterse sexualmente a su amo Grey:

"La Sumisa acepta al Amo como su dueño y entiende que ahora es de su propiedad y que está a su disposición cuando al Amo le plazca..."


PINCHA AQUÍ PARA DESCARGAR EL CAPÍTULO DEL CONTRATO DE CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (PDF)