INTERNACIONAL

La nave Soyuz aterriza con éxito con tres tripulantes a bordo tras seis meses de misión

01/07/2012 12:40 CEST | Actualizado 01/07/2012 12:46 CEST
EFE

El módulo de descenso de la nave rusa Soyuz TMA-03M aterrizó hoy con éxito en las estepas de Kazajistán y trajo de vuelta a la Tierra a tres tripulantes que cumplieron una misión de seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La cápsula, en la que regresaron de la plataforma orbital el cosmonauta ruso Oleg Kononenko, el astronauta estadounidense Donald Pettit y el holandés André Kuipers tocó tierra a las 08.14 GMT, la hora prevista, informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

La leyenda luminosa de "¡Hay aterrizaje!" en la pantalla gigante del CCVE fue recibida, como ya es tradición, con fuertes aplausos de los especialistas e invitados a presenciar la maniobra en la sala de control. El descenso de la cápsula rusa, que aterrizó unos 150 kilómetros al noreste de la ciudad kazaja de Dzhezkazkgán, en una zona muy próxima a la calculado por los técnicos, fue seguido desde el aire por tres aviones y doce helicópteros.

"La tripulación soportó perfectamente el descenso y el aterrizaje. Los cosmonautas están de buen ánimo", comunicó al CCVE un miembro de los equipos de búsqueda desde el lugar donde se posó la cápsula, según informó la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti. Una vez que sean sometidos a los exámenes médicos de rigor, los tripulantes de la TMA-03M, serán trasladados en avión al Centro de Adiestramiento de Cosmonautas Yuri Gagarin, en las afueras de Moscú, donde pasarán un período de rehabilitación.

Durante su estancia en la EEI, que comenzó a fines de diciembre de 2011, Kononenko, Pettit y Kuipers realizaron una caminata espacial en el marco del programa ruso, recibieron y descargaron tres naves rusas Progress, y acoplaron y desengancharon el primer carguero estadounidense Dragon.

En total, los tres viajeros espaciales participaron en la realización de una treintena de experimentos a bordo de la plataforma espacial. El viaje de regreso de la EEI tuvo una duración de 3 horas y 26 minutos desde el momento en que la Soyuz TMA-03M se desenganchó de la plataforma, donde permanecen los rusos Guennadi Padalka y Serguéi Revin, y el astronauta de la NASA de origen puertorriqueño Joe Acabá.

Este mismo mes se sumarán a ellos tres tripulantes: el ruso Yuri Malenchenko, la estadounidense Sunita Williams y el japonés Akihiko Hoshide. Los nuevos miembros de la misión permanente volarán a la EEI en la nave Soyuz TMA-05, que será lanzada el próximo día 15 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).