INTERNACIONAL

Arafat murió envenenado con polonio 210 según la cadena televisiva Al Yazira

04/07/2012 10:08 CEST | Actualizado 04/07/2012 13:30 CEST
JAMAL ARURI/ AFP

La cadena televisiva árabe Al Yazira ha vuelto a reabrir el debate sobre las posibles causas de la muerte del histórico líder palestino Yasser Arafat. Según la televisión catarí se pudo deber a un envenenamiento con polonio 210, una sustancia altamente radioactiva encontrada en sus objetos personales, conforme a varios análisis realizados por el Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausana (Suiza).

Según Al Yazira, que cita a François Bochud, médico del Instituto de Radiofísica de Lausana (Suiza), las pertenencias del líder palestino tenían "altos índices" de polonio-210. Durante los nueve meses que duró la investigación a cargo de la cadena televisiva se analizaron sus objetos personales. Desde su ropa, su cepillo de dientes hasta su emblemática kufiya (pañuelo palestino), donde se han detectado altos niveles de polonio al igual que en su restos de sangre, sudor y orina. Esta sustancia ya fue supuestamente utilizada hace seis años contra el ex espía ruso Alexander Litvinenko en Londres.

Fue la propia televisión la que recibió estos efectos personales de Soha, la mujer de Arafat, y las envió al citado laboratorio para tratar de aventar los rumores sobre las posibles causas de la muerte del emblemático líder palestino.

Desde que falleció Arafat se ha especulado sobre las causas de su fallecimiento con teorías que van desde el envenenamiento (alimentario, por contacto físico o incluso a través de los oídos) hasta el sida, pasando por una cirrosis no vinculada al alcohol.

Tras los resultados de la investigación del instituto suizo, su viuda ha solicitado que se exhume el cadáver de su exmarido y que se resuelva cuáles fueron las causas reales de la muerte del político. En respuesta a las informaciones sobre estos hechos fuentes de la Autoridad Palestina han declarado que por el momento no habrá exhumación del cadáver de Arafat, enterrado en Ramallah, a menos que se abra una investigación clara por parte de algún organo internacional.

NOTICIA PATROCINADA