POLÍTICA

Cientos de personas ovacionan a los mineros en su llegada a la Comunidad de Madrid

08/07/2012 15:18 CEST | Actualizado 08/07/2012 15:18 CEST
EFE

Cientos de personas formaron este domingo un pasillo a los mineros asturianos, leoneses y palentinos de la Marcha Negra desde el norte, a su llegada al polideportivo de Collado Villalba (Madrid), que para muchos ha supuesto la ruptura de una barrera psicológica al ver ya el final.

"¡Somos la selección española de los mineros!", gritó uno de los protagonistas, mientras que en las filas de los marchantes se respiraba optimismo tanto por el recibimiento, unas 2.500 personas, según los sindicatos, como por haber alcanzado la Comunidad de Madrid.

Antes de llegar al pabellón Enrique Blas Echevarría, los mineros devolvieron el pasillo a sus seguidores, que pasaron bajo sus bastones cruzados en torno a los ocho minutos, entre aplausos, incluso algunas lágrimas de emoción.

Entre los gritos de apoyo se han escuchado frases como "¡Madrid entero se siente minero!", "¡Viva la lucha de la clase obrera!" o "¡Estos son los que sacan el carbón!". Algunos, eufóricos, gritaron: "¡Vamos a paralizar Madrid!".

ÁNIMOS

En el camino, adhesiones de los trabajadores, ciclistas, viandantes, incluso desde balcones y desde una residencia de ancianos, asomados a las ventanas, y un bombero megáfono en mano que, desde la torre del parque, lanzó frases de apoyo a la marcha en defensa del carbón.

La columna partió a las siete de la mañana desde San Rafael (Segovia) para cruzar el Guadarrama por uno de los túneles de la AP-6 (Villalba-Adanero), de 3,2 kilómetros de longitud, que se encontraba perfectamente iluminado y se cerrado para darles paso.

Este lunes, la marcha seguirá hasta Aravaca, para continuar, la noche del día 10, hasta Madrid, entrando por la Ciudad Universitaria hasta la Puerta del Sol, y participar, el día 11, en una manifestación hasta el Ministerio de Industria.

LA OTRA RAMA, EN ALCALÁ DE HENARES

También la marcha minera procedente de Aragón fue recibida entre aplausos en su llegada a la Comunidad de Madrid a través del municipio madrileño de Alcalá de Henares.

Los 50 mineros de Aragón que han realizado un trayecto de 401 kilómetros hasta llegar a Madrid, dividido en 17 etapas, venían acompañados de un importante número de ciudadanos que se les ha unido y les apoya a lo largo del camino.

A ellos se sumaron centenares de vecinos del municipio, que junto a miembros de los sindicatos CC.OO., UGT y CGT, les estaban esperando en la Rotonda Bripac de Alcalá de Henares para unirse a la marcha.