Fue comenzar a explicar el Gobierno su cuadro macroeconómico con las previsiones sobre el crecimiento de España en los próximos años y dispararse la prima de riesgo. El diferencial con el bono español, que a mediodía marcaba su máximo histórico hasta los 593 puntos, superó los 600 puntos básicos, algo nunca visto y llegó a tocar los 612. Había iniciado la sesión en los 578,5 puntos.

El Gobierno tiene previsto que la economía española siga en recesión en 2013, con un descenso del PIB del 0,5%, lo que reduce la caída para este año hasta el 1,5%. A esto se ha añadido la petición de rescate del Gobierno valenciano, que ha solicitado su adhesión al mecanismo de liquidez autonómica aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 13 de julio.

En su cuadro macroeconómico, el Ejecutivo ha empeorado así sus previsiones para 2013, que apuntaban a un crecimiento del 0,2% en 2013. Además, ha rebajado las expectativas de crecimiento de PIB del 1,4% al 1,2% en 2014. Por su parte, la previsión de paro también empeora del 24,2% al 24,3% en 2013, aunque se reduce en una décima en 2014 hasta el 23,3% en 2014. Para este año, la previsión de paro es del 24,6%. El cuadro macroeconómico sigue aplazando la creación de empleo a 2014.

BATACAZO BURSÁTIL

La Bolsa española registró este viernes la mayor caída del año tras desplomarse el 5,82 %, hasta 6.246,30 puntos, afectada por el repunte de la presión de los mercados sobre la deuda soberana española. La Bolsa española elev sus pérdidas anuales hasta el 27,08 %. En la semana, el mercado ha caído el 6,28 %.

De los grandes valores, BBVA se ha dejado el 7,80 %; Telefónica, el 7,44 %; Santander, el 7,32 %; Iberdrola, el 6,97 %; Inditex, el 3,52 % y Repsol, el 3,01 %.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preguntada por la situación de la prima de riesgo, ha dicho que el Ejecutivo está "cumpliendo" con lo que le corresponde, "hacer reformas estructurales". "Estamos trabajando para que nuestro país refuerce su posición", ha añadido la vicepresidenta, que ha vuelto a acusar al anterior Ejecutivo de no actuar antes.