VÍDEO

Los incendios del Alt Empordà siguen sin control y ya han causado cuatro muertos (VÍDEO, FOTOS)

23/07/2012 12:14 CEST | Actualizado 23/07/2012 13:53 CEST

Un ciudadano francés de 64 años se ha convertido en la cuarta víctima mortal de los incendios declarados el domingo en las localidades de Portbou y La Jonquera, en Alt Empordà (Girona), según han informado el Departamento de Salud de la Generalitat. El hombre ha fallecido a consecuencia de las graves quemaduras sufridas. Había sido encontrado en estado muy grave con el 80% del cuerpo quemado en una carretera de la comarca junto al coche en el que viajaba.

Ocho personas permanecen aún ingresadas en varios centros sanitarios catalanes por las heridas producidas en el incendio.

Otras tres personas murieron el domingo debido a los incendios. Uno de ellos es un hombre de 75 años fallecido en Llers tras sufrir un paro cardiaco en el jardín de su casa al verse rodeado por las llamas.

Los otros dos son un padre y su hija, de 60 y 15 años respectivamente, que perdieron la vida al saltar por un acantilado huyendo del fuego originado en Portbou, informa Europa Press.

13.000 HECTÁREAS QUEMADAS

El fuego ha quemado unas 13.000 hectáreas de terreno de un perímetro de 63 kilómetros. También ha afectado al suministro eléctrico de 15 municipios y a varios repetidores de telefonía móvil. En total, 3.684 abonados continúan sin luz desde el domingo, ha informado el consejero de Interior de la Generalitat, Felipe Puig.

El consejero ha alertado de que este lunes al mediodía vuelven a darse las condiciones para rebrotes del incendio o afectaciones a nuevas zonas. "No está en fase de control, hay puntos en el interior del perímetro que van rebrotando y que no habían quemado", ha descrito.

En estos momentos hay tres focos activos. El primero comprende la zona norte y sur del embalse de Boadella, donde Puig ha explicado que el fuego "podría entrar en zonas boscosas de la comarca de la Garrotxa". Los bomberos están trabajando aquí antes de que las llamas se vean favorecidas por el viento, que está cambiando de componente norte a levante.

Los otros dos focos de riesgo están en el municipio de Darnius, donde el fuego se ha intensificado en las últimas horas y ha matado a 300 cabezas de ganado, y en La Jonquera, donde las llamas podrían legar al área pirenaica, informa EFE. Una veintena de medios aéreos ha realizado las primeras descargas de agua, después de que el domingo no pudieran hacerse a causa del viento.

En el lugar están trabajando 140 vehículos terrestres y más de mil efectivos entre personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME), bomberos, policía, Mossos y voluntarios.

La virulencia de los incendios ha provocado que el humo y un fuerte olor a pino quemado hayan llegado al área metropolitana de Barcelona y también a la comarca del Maresme. El olor es perceptible incluso en las estaciones de Metro de la Ciudad Condal.

17 MUNICIPIOS BAJO CONFINAMIENTO

Todavía hay 17 municipios bajo confinamiento. En el resto se permite la circulación pero se recomienda hacer solo desplazamientos imprescindibles. La circulación ferroviaria entre Figueres y Portbou se ha abierto, pero sigue interrumpida la línea de AVE que comunica con Francia.

Las principales conexiones con Francia por carretera ya han sido reestablecidas; se ha reabierto la autopista AP-7 en sentido norte y se ha liberado el contingente de vehículos pesados que permanecían en diferentes áreas de servicio. Puig no ha podido precisar cuándo se abrirá el sentido sur de la autopista.

Además, unas 1.300 personas han pasado la noche en centros de acogida de varios municipios de Alt Empordà y en la base militar de Sant Climent Sescebes. La idea es que esta noche la mayoría de la gente pueda regresar a sus viviendas, pero no se puede garantizar aún, según ha informado Puig.

El incendio de La Jonquera, en imágenes