INTERNACIONAL

Una oleada de atentados en Irak deja al menos 107 muertos y 268 heridos

23/07/2012 11:27 CEST | Actualizado 23/07/2012 14:42 CEST
AFP

Una oleada de atentados en Irak ha dejado este lunes al menos 107 muertos y 268 heridos, en la jornada más sangrienta en el país desde el 10 de mayo de 2010. Aquel día fallecieron 110 personas.

Según fuentes oficiales citadas por la agencia AFP, se han producido al menos 22 ataques diferentes en 14 ciudades del país, desde la capital Bagdad hasta localidades del norte.

Ninguno de los atentados ha sido reivindicado aún.

En Taji, una localidad situada 20 kilómetros al norte de Bagdad, se han producido seis explosiones, entre las que se incluye un atentado con bomba, cerca de un complejo residencial. Una séptima bomba fue detonada cuando la Policía se había personado en el lugar. En total, han muerto 32 personas, incluidos 14 policías, y otras 48 están heridas, entre ellas 10 agentes, según las fuentes.

En Bagdad, dos atentados con coche bomba --uno en el barrio chií de Ciudad Sadr y otro en Hussainiya, otra zona chií-- han causado el fallecimiento de 11 personas y han herido a 73, según la Policía.

Mientras, en Kirkuk, seis personas han muerto y 17 han resultado heridas como consecuencia de cuatro ataques con coche bomba, y las explosiones y tiroteos que se han producido en puestos de control de las fuerzas de seguridad situados en distintos lugares de la provincia de Diyala se han saldado con seis víctimas mortales, incluidos cuatro militares y policías, y 30 heridos, según fuentes policiales.

Dos coches bomba más han sido detonados junto a un control militar en la localidad de Jan Bani Saad, a 30 kilómetros al noreste de Bagdad, y han causado la muerte a cinco personas y heridas a otras 22, informa la Policía. Además, cuatro militares han muerto y cinco más han resultado heridos en un ataque de hombres armados en un control en Udhaim, a 90 kilómetros al norte de la capital.