POLÍTICA

El príncipe Felipe visita la capilla ardiente de Peces-Barba, un "ejemplo en tiempos difíciles" (FOTOS)

25/07/2012 10:36 CEST | Actualizado 25/07/2012 11:25 CEST
ÁNGEL DÍAZ / EFE

El príncipe Felipe ha lamentado la pérdida "para España y para la Corona" de Gregorio Peces-Barba, fallecido este martes, a quien ha considerado "un servidor público de enorme ejemplo en tiempos difíciles".

Felipe de Borbón ha visitado a las 09.30 horas la capilla ardiente con los restos mortales de Peces-Barba, instalada en su domicilio del municipio madrileño de Colmenarejo, adonde ha acudido solo.

El príncipe ha permanecido en el interior de la casa durante unos quince minutos para dar el pésame a la familia y despedir a Peces-Barba, quien le tomó juramento como presidente del Congreso en 1986.

A la salida, el príncipe de Asturias ha señalado que cada vez que se encontraba con Peces-Barba salía a relucir este recuerdo tan especial, que fue un momento muy importante, muy simbólico y muy emocionante para el heredero de la Corona.

Desde primera hora de la mañana, han llegado coronas de flores a la casa familiar de Peces-Barba y se han acercado, entre otros, el político y jurista Antonio Garrigues-Walker, así como Adolfo Suárez Illana y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Cuando concluya la capilla ardiente, se trasladará el féretro con sus restos mortales al cementerio de esta localidad para recibir sepultura.

Desde anoche, personalidades de la política, compañeros del ámbito universitario, vecinos y amigos de Gregorio Peces-Barba han ido acudiendo a la capilla ardiente para dar su último adiós al fallecido y el pésame a la familia.

El mundo de la política despide a Peces-Barba

Muere Gregorio Peces-Barba

NOTICIA PATROCINADA