INTERNACIONAL

La ONU envía ayuda alimentaria a Corea del Norte tras las inundaciones

04/08/2012 11:35 CEST | Actualizado 04/08/2012 11:38 CEST
EFE

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PAM) ha comenzado a enviar las primeras raciones de ayuda alimentaria a Corea del Norte tras las inundaciones del mes pasado que provocaron casi 120 muertos y dejaron a unas 84.000 personas sin hogar.

La ayuda, pedida por parte de Pyongyang, consiste en raciones de 400 gramos diarios de maíz para cada afectado durante las dos próximas semanas. La organización no ha precisado cuándo llegará la remesa a Corea del Norte, cuyas autoridades han facilitado la llegada de ayuda internacional en las últimas semanas, según Naciones Unidas, en un indicio de que el régimen está suavizando su tradicional política de aislamiento.

"Se ve cierta soltura, más acceso al país y una atmósfera ligeramente más relajada", declaró el portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Patrick McCormick.

El martes, un equipo de Naciones Unidas llegó a Corea del Norte para trazar las líneas generales de un plan de ayuda al desarrollo tras las inundaciones, pero la ONU advierte un desarrollo positivo de las relaciones antes de esta catástrofe natural.

Corea del Sur ha indicado que por el momento no prevé ofrecer ayuda al Norte, a la que en otras ocasiones ha asistido en situaciones de desastre por motivos humanitarios pese a las tensiones bilaterales.

Los estragos causados por los tifones en las áreas agrícolas agravan, además, la crónica situación de escasez alimentaria del país, que depende de la ayuda exterior al ser incapaz de producir suficientes alimentos para sus alrededor de 24 millones de habitantes.

NOTICIA PATROCINADA