El aspirante presidencial republicano en EEUU, Mitt Romney, ha elegido al legislador Paul Ryan, experto en déficit y favorito del movimiento derechista Tea Party, como su candidato a vicepresidente, anunció su campaña a través de una aplicación para móviles inteligentes.

El presidente estadounidense, Barack Obama, criticó a Ryan por sus ideas sobre política social y fiscal. "Quiere bajar los impuestos a los ricos y al mismo tiempo imponer nuevas cargas fiscales a las clases medias y los jubilados", reaccionó el equipo de campaña de Obama en un comunicado.

ERRORES

En el anuncio de la elección de Ryan, Romney se equivocó al ceder la palabra a su candidato a vicepresidente y lo presentó como "el próximo presidente de Estados Unidos".

"Démosle la bienvenida al próximo presidente de Estados Unidos", dijo Romney sobre Ryan al presentarlo en un acto en Norfolk (Virginia) en el que anunció oficialmente que el congresista, de 42 años, será su número dos para pelear por la Casa Blanca en las elecciones del 6 de noviembre.

Romney abandonó el escenario para dar paso al discurso de Ryan, pero unos segundos después regresó para enmendar el error. "De vez en cuando cometo errores", justificó Romney antes de volver a presentar a Ryan como el "futuro vicepresidente" de Estados Unidos.

Fallos como este no impiden acceder a la presidencia. A Barack Obama le ocurrió en 2008 al presentar a su vicepresidente, Joe Biden.

INTEGRIDAD

Al presentar a Ryan como su candidato a vicepresidente, Romney destacó su carácter, su liderazgo y su "integridad incuestionable", y definió al congresista como un "líder intelectual" del Partido Republicano.

Tras semanas de especulaciones, el misterio sobre el compañero de fórmula de Romney se desveló a dos semanas de la Convención Republicana de Tampa (Florida) y a menos de tres meses de las elecciones, en las que el presidente Barack Obama buscará la reelección.

REDUCIR EL DÉFICIT

Ryan es una de las voces más influyentes en temas económicos dentro del Partido Republicano y el ideólogo de un plan para reducir el elevado déficit público.

La prensa estadounidense ya daba por hecho la elección de Ryan desde hace varias horas, tras semanas de conjeturas ante la proximidad de la convención nacional del Partido Republicano, que se celebrará a finales de este mes en Tampa (Florida).

Hasta una docena de nombres de posibles candidatos a vicepresidente de Romney han llegado a barajarse, pero esta semana la lista quedó reducida a Ryan, el senador Rob Portman y el exgobernador de Minesota Tim Pawlenty.

Otros nombres que sonaron fueron los de los gobernadores de Luisiana, Bobby Jindal; Nueva Jersey, Chris Christie, y Virginia, Robert McDonnell, así como el del hispano Marco Rubio, senador por Florida y de origen cubano.