INTERNACIONAL

Vatileaks: El mayordomo del papa y un cómplice serán juzgados por robo de documentos

13/08/2012 13:56 CEST | Actualizado 13/08/2012 14:02 CEST
GTRES

El mayordomo del papa Benedicto XVI, el italiano Paolo Gabriele, y otro empleado del Vaticano serán procesados por el escándalo del Vatileaks: el robo y difusión de los documentos secretos de la Santa Sede.

Junto al mayordomo, de 46 años, al que se le imputa "robo con agravante", el juez imputa a Claudio Sciarpelleti, de 48 años, analista y programador informático empleado en la Secretaria de Estado del Vaticano y "acusado a su vez de haber colaborado y favorecido el robo agravado y de violación de secreto".

Gabriele ha sido acusado de robar de la oficina del obispo Georg Gänswein, secretario del papa, cartas y correos electrónicos secretos, algunos dirigidos a Benedicto XVI, y luego copiarlos y difundirlos.

El mayordomo, casado y con tres hijos, había comenzado a trabajar para el papa en 2006. Era el responsable de preparar su vestuario antes de las ceremonias y lo acompañaba en el papamóvil.

Según el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, la investigación continúa en busca de otros posibles implicados en la filtración de documentos.

"CORRUPCIÓN Y PREVARICACIÓN"

El escándalo de las filtraciones de documentos reservados de la Santa Sede se desató a principios de año, cuando una televisión italiana sacó a la luz unas cartas enviadas a Benedicto XVI por el nuncio en EEUU, Carlo María Viganò, en las que denunciaba la "corrupción, prevaricación y mala gestión" en la administración vaticana.

El 19 de mayo pasado se publicó el libro Sua Santità, de Gian Luigi Nuzzi, con un centenar de nuevos documentos filtrados desde el Vaticano que desvelan supuestas tramas e intrigas en el pequeño Estado.

Comenzó la búsqueda del llamado 'cuervo' o 'cuervos vaticanos', los responsables de la filtración de estos documentos. Cinco días más tarde fue detenido Gabriele, que hasta ahora había sido oficialmente el único detenido por el escándalo.