ECONOMÍA

Se salva el Café Gijón: la empresa adjudicataria de la terraza del local renuncia a explotarla

20/08/2012 14:33 CEST | Actualizado 20/10/2012 11:12 CEST
Flickr: Alberto Carrasco Casado

El célebre Café Gijón del madrileño paseo de Recoletos se salva. El centro cultural que durante décadas fue punto de encuentro para actores y escritores mantendrá su terraza, una fuente imprescindible de ingresos para garantizar la viabilidad del bar. La empresa a la que se había adjudicado la explotación en un concurso municipal renunció a ella, por lo que 'el Gijón' la mantendrá durante otro cuarto de siglo.

"El café se queda", ha dicho hoy el delegado madrileño de Las Artes, Fernando Villalonga, que ha indicado que "el adjudicatario ha renunciado a la adjudicación".

Los propietarios del Café Gijón aseguraron tras la adjudicación de la terraza que sin esta parte del negocio que mantenían, que suponía el 70 % de sus ingresos, acabarían por tener que cerrar.

Villalonga ha manifestado que "el desenlace ha sido feliz para todos y desde luego para Las Artes", que valora "enormemente la tradición literaria del Café Gijón".

BIEN DE INTERÉS CULTURAL

El delegado de Las Artes ha recordado que se han iniciado los trámites por parte de la Comunidad de Madrid para declarar el Café Gijón Bien de Interés Cultural (BIC), aunque ha precisado que esta circunstancia no tiene efectos legales para la terraza.

En sus mesas se sentaron figuras clave de la literatura española, diversas generaciones (incluyendo la del 27) y plumas como la de Benito Pérez Galdós, Rafael Alberto, Federico García Lorca, Pío Baroja, José Caballero, Ramón María Valle Inclán, Camilo José Cela o Francisco Umbral.

OFRECIDO POR NISSAN