Los civiles están pagando caro el precio por su libertad. En las zonas 'liberadas' por el opositor Ejército Sirio Libre, los sirios no tienen acceso a los suministros más básicos, como la electricidad o los medicamentos. Y el personal sanitario que aún permanece para ayudar a los heridos es muy escaso.

Lee el artículo completo en El Mundo