INTERNACIONAL

Reino Unido se alinea con EEUU en las advertencias a Siria

23/08/2012 12:10 CEST | Actualizado 23/10/2012 11:12 CEST
AFP

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, se ha sumado este miércoles a las tesis del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y ha advertido de que el uso de armas químicas en Siria llevaría a la comunidad internacional a "replantearse su aproximación" al conflicto.

Cameron ha mantenido una conversación telefónica con Obama en la que ambos dirigentes han calificado de "completamente inaceptable" la simple amenaza lanzada por el régimen de Bashar al Assad, según un comunicado difundido por Downing Street y recogido por la agencia Reuters.

Obama ya advirtió el lunes de que la utilización del armamento químico del que dispone Damasco supondría una "línea roja" y, en este sentido, sugirió la posibilidad de una intervención militar en respuesta.

El 'premier' británico también ha hablado este miércoles sobre Siria con el presidente de Francia, François Hollande. Tanto con el presidente norteamericano como con el francés, Cameron ha discutido nuevas fórmulas para apoyar a la oposición en Siria y contribuir al fin de la violencia.

Hollande ha subrayado su compromiso para dotar de "apoyo efectivo" a la oposición siria, también "sobre el terreno", según un comunicado del Elíseo. Asimismo, ha reiterado la posición de Francia en favor de una "transición política" que incluya la salida del poder de Al Assad "lo más rápido posible".

LA ONU PIDE MÁS AYUDAS PARA SIRIA

La subsecretaria general para Asuntos Humanitarios y coordinadora de Respuestas a Emergencias de Naciones Unidas, Valerie Amos, ha solicitado a la comunidad internacional que aumente sus donaciones para ayudar a los 2,5 millones de sirios que afrontan una crisis humanitaria a causa del conflicto en el país árabe.

Amos ha denunciado que de los 180 millones de dólares (143 millones de euros) solicitados por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) solo han sido desembolsados la mitad, por lo que ha instado a la comunidad internacional a "ser más generosa".

Gracias, a ese dinero, ha apuntado, en las primeras dos semanas de agosto Naciones Unidas y sus socios han entregado alimentos a más de 800.000 personas y productos básicos, como 'kits' de higiene y mantas, a más de 600.000. "Pero eso no es suficiente", ha considerado.

"La situación humanitaria ha empeorado desde mi última visita a Siria, y los problemas de financiación nos están obligando a retroceder. Si tuviéramos más recursos podríamos ayudar a más gente", ha dicho, según ha informado la ONU en un comunicado.

En concreto, Amos ha expresado su preocupación por las personas que han tenido que cruzar las fronteras sirias hacia los países vecinos para huir de la violencia. "Tanto ellos como los receptores tienen necesidades urgentes", ha subrayado.

También ha señalado los problemas de higiene en las escuelas, que están siendo utilizadas para alojar a los desplazados. "Habrá un trastorno en la educación de miles de niños cuando comience el año académico, si no encontramos otra solución para los desplazados", ha advertido.

NOTICIA PATROCINADA