Una docena de personas se pasean por un jardín de césped descuidado entre muros descoloridos en un barrio de Tampa donde la policía suele detener a ladronzuelos de poca monta. La palabra «love» está escrita en la acera con tizas de colores. Y varias pancartas cuelgan con mensajes contra «las corporaciones».

Lee el artículo completo en elmundo.es