TENDENCIAS

Una donación salva del cierre al museo Esteban Vicente de Segovia

28/08/2012 11:24 CEST | Actualizado 28/08/2012 11:48 CEST

canto

Esteban Vicente ha salvado a Esteban Vicente. La donación de un cuadro de este artista segoviano, abanderado del expresionismo abstracto y único español de la escuela de Nueva York, ha permitido la subsistencia temporal de este museo de arte contemporáneo en Segovia que lleva el nombre del pintor.

Ante un recorte del 50% en las subvenciones públicas desde el año 2008, la directora del museo, Ana Martínez, reconoce que "sin inversión privada teníamos que cerrar el museo", por lo que se anunció un cierre temporal de cuatro meses a partir de septiembre, algo que solo podía ser el anticipo de un cierre definitivo. Sin embargo, en julio se pusieron manos a la obra para buscar algún tipo de donación que permitiese la subsistencia del centro, situado en el Palacio de Enrique IV y compuesto de cinco salas de exposición.

Abertis, empresa miembro del pleno del museo, decidió ceder un cuadro de Esteban Vicente, hasta el momento en su colección particular, para recabar fondos para la galería. La obra, Canto, un óleo sobre lienzo del año 1995, está valorada en 32.500 euros según El País. Lo que no se esperaban, ni Abertis ni la dirección del museo, era que el cuadro que salvaría temporalmente al centro iba a acabar dentro del mismo.

"Me vino a ver Andrés Ortega, responsable de la empresa Ambientair, y me dijo que estaba interesado en el cuadro y que quería verlo", explica Martínez por teléfono. Sin embargo, en pleno mes de agosto era imposible acceder a la obra. Tampoco se podía esperar al final de las vacaciones, ya que la necesidad de dinero era imperiosa. Solo se pudo proporcionar al empresario una fotografía de la pintura.

Sin tan siquiera verla en directo, el dueño de Ambientair decidió comprarla. No solo eso, también decidió cederla al museo. La directora no salía de su asombro. "¡Imagínate la alegría!", recuerda. La noticia le pilló por sorpresa. "En nuestra cultura este tipo de acciones son una excepción", explica Martínez, "algo muy arraigado en otros países europeos, pero minoritario en España, sobretodo en poblaciones pequeñas como Segovia".

La donación ha supuesto un soplo de aire fresco para las castigadas arcas del centro, cuyos quince trabajadores se han tenido que recortar el 30% del sueldo para evitar despidos. No obstante, solo asegura la subsistencia de la galería hasta finales de año. "Hasta que no salgan los presupuestos de 2013, no sabemos si tendremos que cerrar o no", se lamenta Martínez, que cree que seguirán necesitando inversión privada para desarrollar sus actividades.

La directora advierte que, a pesar de las dificultades, no están dispuestos a rendirse. Siguen buscando financiación y han emprendido un nuevo programa, llamado Amigos del museo, para que particulares y empresas hagan sus donaciones en función de su poder adquisitivo y voluntad de colaborar. Según Martínez, el museo hace una labor muy importante, si bien "intangible" en la sociedad, contribuyendo a su desarrollo cultural y nivel de educación.

NOTICIA PATROCINADA