Las alarmas se han encendido en el Parque Nacional de Yosemite de California después de que dos turistas murieran por un virus pulmonar relacionado con el contacto con orina o saliva de roedores que pululan instalaciones del parque.

Además de esos dos fallecidos, hay un tercer caso confirmado con la enfermedad y un posible cuarto infectado, según la organización del Parque. Todas esas personas se hospedaron en el popular campamento Curry Village, ubicado en la zona, durante el mes de junio.

Unas 1.700 personas que se encontraban en el área desde mediados de junio hasta finales de agosto han sido avisadas acerca del síndrome pulmonar por hantavirus (HPS, siglas en inglés), una infección poco frecuente pero mortal que es diseminada por los ratones y ratas.

Estos roedores expulsan el virus a través de la orina, los excrementos y la saliva. Según el portal Medline Plus, pequeñas gotas del virus pueden flotar en el aire y los humanos pueden contraer la enfermedad si respiran ese aire infectado o entran en contacto con los roedores o sus excrementos.

Los síntomas, que aparecen entre una y seis semanas tras el contagio, son fatiga, fiebre, dolores musculares en muslos, caderas y espaldas, dolor de cabeza, escalofríos, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, dolores abdominales y dificultades para respirar.

"El Parque Nacional de Yosemite ha colocado varias trampas para los roedores y ha aumentado los controles para capturarlos cerca de las cabinas y edificios a lo largo del parque. Las estructuras en la zona se están limpiando siguiendo las indicaciones oficiales", ha explicado la organización.