Terminó el partido y Cristiano Ronaldo y Messi fueron saludando a todo el mundo... menos el uno al otro. Las dos estrellas de Real Madrid y Barça evitaron darse la mano tras el partido de vuelta de la Supercopa de España, que los blancos ganaron al vencer 2-1 en el Bernabéu.

En las imágenes, se ve cómo Ronaldo saluda a uno de los auxiliares del partido, a su nuevo compañero Modric y, después, al árbitro. En ese momento aparece Messi por la derecha, que saluda primero al colegiado. Cristiano ni le mira y espera a que el argentino se marche para estrechar la mano del 'trencilla'. Messi se da cuenta del gesto del portugués, agacha la cabeza y se aleja sin tampoco intentar saludarle.

Se nos ocurren unas cuantas razones por las que ambos jugadores no quieren ni verse.