Huffpost Spain

El banco malo tendrá entre 10 y 15 años para vender los activos tóxicos

Publicado: Actualizado:
Print Article
GUINDOS
EFE

La reforma acometida ante los "compromisos" contraídos con Bruselas para conceder la ayuda de hasta 100.000 millones de euros al sector financiero ha sido aprobada hoy por el Gobierno. Es la tercera reforma llevada a cabo por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y la quinta si se contabilizan las emprendidas por José Luis Rodríguez Zapatero.

La principal novedad de la reforma es lo que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha definido como el "mal llamado banco malo" y cuya función principal será la adquisición de activos "no tan malos" de las entidades financieras. Será una sociedad de gestión de activos inmobiliarios "rentable" que se desprenda de estos en un plazo de entre diez y 15 años.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Guindos ha subrayado que la creación del 'banco malo', cuya columna vertebral no está definida hasta finales de noviembre o principios de diciembre, estaba recogida en el memorando de entendimiento firmado con Bruselas para recibir la ayuda financiera de 100.000 millones de euros para sanear la banca.

EL ACTIVO "MÁS TÓXICO"

Tras asegurar que los activos que pasarán a formar parte del banco malo serán "fundamentalmente" los adjudicados, no quiso especificar el detalle y afirmó que el núcleo de las compras será el "crédito promotor problemático", por ser "el activo más tóxico".

En cuanto a los precios de adquisición, el Banco de España será el encargado de fijarlos, aunque serán los "pre-burbuja inmobiliaria", es decir, "los adecuados para que la sociedad gestora sea viable y no genere pérdidas, y que en última instancia no tenga impacto para el contribuyente".

De Guindos consideró que la tarea será "sencilla" dadas las "grandes provisiones" realizadas por las entidades financieras para cubrir la pérdida de valor de esos activos tóxicos.

De hecho, recordó que la reforma de febrero obligaba a las entidades financieras a provisionar el 80 % del valor del suelo que se hubieran adjudicado por el impago de los créditos.

La reforma financiera aprobada hoy por el Consejo de Ministros regula el marco general de funcionamiento del "banco malo", que tendrá un horizonte de actuación de 10 o 15 años.

El capital inicial será aportado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con parte de los 100.000 millones de euros aportados por Bruselas para sanear el sistema financiero.

En cualquier caso, el ministro destacó que la participación del FROB en el banco malo será minoritaria, ya que habrá una mayoría de inversores privados.

El "banco malo" pagará los activos con deuda que será descontable en el Banco Central Europeo (BCE), de forma que las entidades conseguirán así una vía de financiación indirecta.

 

Información cedida por ver más