INTERNACIONAL

Cambios en el Gobierno de David Cameron: asciende a Sanidad a Jeremy Hunt, relacionado con las escuchas de Murdoch

04/09/2012 12:59 CEST | Actualizado 04/11/2012 11:12 CET
REUTERS

El primer ministro británico, David Cameron, ha llevado a cabo su primera remodelación de gabinete desde que llegó al 10 de Downing Street en mayo de 2010. Unos cambios destinados a contentar a sus socios de coalición, los liberaldemócratas y demostrar que puede hacer frente a la creciente crisis económica.

El movimiento que más impacto ha tenido en la prensa británica ha sido el del hasta ahora ministro de Cultura, Jeremy Hunt, que pasa a tomar las riendas de Sanidad. Hunt ha sido ascendido a pesar de que se vio salpicado por su supuesto vínculo con las escuchas ilegales de Rupert Murdoch.

Bautizado por los medios británicos como 'Ministro de Murdoch', Hunt negó en todo momento que él hubiera facilitado información a News Corporation y se negó a dimitir ante las críticas.

Sale de la cartera de sanidad Andrew Lansley, que había sido ampliamente criticado por sus reformas en el sistema sanitario. Lansley pasa a convertirse en líder en la Cámara de los Comunes.

CONTENTAR A LOS CONSERVADORES

Cameron también ha retirado al veterano Kenneth Clarke del Ministerio de Justicia para nombrarle ministro sin cartera. El político con más de 30 años de experiencia parlamentaria tendrá, entre otras cosas, la difícil labor de ayudar al Gobierno a tomar las medidas necesarias para sacar al Reino Unido de su actual recesión.

Según Sky News, el relevo de Clarke calmaría los ánimos entre el sector más radical de los 'tories', molesto con algunas de las políticas del ministro.

El Gobierno ha confirmado que el titular de Cooperación Internacional, Andrew Mitchell, pasará a ser el responsable de mantener la disciplina de los diputados 'tories' en el Parlamento.

De esta manera, Mitchell sustituye a Patrick McLoughlin en ese cargo, cuya función es asegurar que los diputados conservadores voten a favor de la legislación que presenta el Gobierno.

El primer ministro conserva a los "pesos pesados" del Gobierno de coalición: el titular de Economía, George Osborne; el ministro de Asuntos Exteriores, William Hague, y la responsable de Interior, Theresa May.

Cameron pretende así dar un nuevo impulso al Gobierno de coalición en la mitad del mandato y es la primera vez que hace un reajuste de este tipo desde las elecciones de 2010, cuando 'tories' y liberaldemócratas acordaron formar la nueva Administración al no obtener los primeros la mayoría para gobernar en solitario.