Cataluña tendrá muy pronto su propio Eurovegas. Se llamará Barcelona World y será un macroproyecto turístico junto al parque temático de ocio Port Aventura, en la provincia de Tarragona. La inversión será de 4.700 millones de euros (o 6.000 millones de dólares) y correrá por cuenta de La Caixa y el promotor Enrique Bañuelos, principal accionista de la empresa Veremonte.

"La competencia es la competencia y queremos ser los primeros", advirtió Andreu Mas-Colell, el conseller de Economía de la Generalitat, que ha estado presente en el proceso que condujo a la presentación del proyecto, en la mañana de este viernes.

Xavier Adserá, consejero delegado de Veremonte, explicó que el proyecto creará "20.000 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos" a través de seis hoteles que ofrecerán 12.000 habitaciones. Se inaugurá en 2016, según él y recibirá 10 millones de visitantes al año, según las previsiones de los responsables. Cada uno de los seis complejos dispondrá de casinos, centros comerciales teatro o centros de convenciones y recreará seis ambientes geográficos diferentes: Europa, Brasil, Rusia, China, Estados Unidos e India, según Adserá.

Para financiarlo, los promotores buscarán inversores en las partes del mundo recreadas para que sean ellos quienes se impliquen en la construcción y los detalles del proyecto.

ADIÓS A EUROVEGAS

Mas-Colell confirmó que el proyecto es "incompatible" con Eurovegas. "Por el hecho de presentarlo, entra en contradicción con el proyecto de Las Vegas Sands", promotor de Eurovegas, que ponía como "condición" la "congelación de las licencias" de juego.

De esa manera, El complejo promovido por el magnate Sheldon Adelson (mucho mayor en presupuesto a medio plazo) irá a parar muy probablemente a Madrid. Esperanza Aguirre, la presidente de la Comunidad de Madrid, felicitó a Cataluña por conseguir "una inversión alternativa muy importante".

Por su parte, los sindicatos criticaron el concepto del negocio, basado en la construcción y que parte de un empresario, Bañueles, muy ligado a la especulación (CONSULTA AQUÍ TODAS LAS REACCIONES)

"NO ES UN CASINO CON COMPLEJO HOTELERO"

¿Cuál es el fin de la nueva inversión? Según Mas-Colell, "no debemos obsesionarnos con el juego, porque todos los cruceros que llegan a Cataluña tienen casino" y ningún crucero se concibe sólo "para el juego". De la misma manera, no es lo mismo que "en un complejo se pueda jugar" que hacer "un casino con complejos hoteleros alrededor", matizó el conseller.

La inversión se ha formalizado este viernes por la mañana en una reunión en la Generalitat con el presidente de la Generalitat, Artur Mas; los consejeros de Economía, de Empresa y de Territorio: Andreu Mas-Colell, Francesc Xavier Mena y Lluís Recoder; el portavoz del Ejecutivo autonómico, Francesc Homs; los alcaldes de Reus y de Tarragona, Carles Pellicer y Josep Fèlix Ballesteros; Isidre Fainé (La Caixa), y Enrique Bañuelos (Veremonte).

Este jueves, el presidente de la Generalitat había ya avanzado que Eurovegas probablemente no iría a Cataluña.