Huffpost Spain

11 consejos de seguridad para proteger tus fotos y vídeos: que no te hagan un Yébenes

Publicado: Actualizado:

celebs

Los últimos casos han sido los de la concejala española Olvido Hormigos y la viceministra de Costa Rica Karina Bolaños, pero le ha ocurrido a Lindsay Lohan, Amanda Seyfried, Mila Kunis, Kim Kardashian, Paris Hilton, Christina Aguilera, Miley Cyrus, Blake Lively, Scarlett Johansson o Christina Hendricks. Y a saber a cuántos desconocidos, casos de los que solo nos enteramos cuando se detiene a alguien. De Los Yébenes a Hollywood, cualquiera puede ser víctima de la filtración de vídeos o fotografías íntimas.

Cada caso es un mundo y no es lo mismo ser Paris Hilton y llegar a un acuerdo para comercializar tu sex tape y vender 700.000 copias de ella que ser una particular, enviarle un vídeo a un amigo y que este traicione tu confianza reenviándoselo a toda la comarca. Pero hay algunos consejos comunes:

  1. Si quieres eliminar todo riesgo no te grabes vídeos eróticos ni te saques fotos desnudo o desnuda. Tampoco dejes que nadie lo haga.
  2. En serio, no lo hagas. Desde el momento en el que un archivo existe, hay riesgo de que sea difundido sin tu permiso. Puede que creas que no le interesas a nadie o que eres totalmente anónimo, pero nunca se sabe quién puede estar interesado en hacerte daño ni por qué razones. A veces ni siquiera se trata de algo personal y es solo por el porno: internet está lleno de webs de "ex", "vecinitas", "amigas" y chicas que creían que las videoconferencias en directo no se pueden grabar. Scarlett Johansson también creía que sus fotos nunca iban a salir de su email.
  3. Recuerda que aunque ahora te parezca la persona con los que vas a repoblar la Tierra, puede que mañana estés peleándote con él o ella por la funda del sofá. Los ex son la mayor brecha de seguridad.
  4. Si al final grabas o te graban, que jamás se te vea la cara ni ningún tipo de marca o tatuaje identificativo. Que tampoco se oiga tu voz. En el peor de los casos siempre quedará la duda.
  5. Piensa en tu teléfono móvil como en un ordenador. Si lo pierdes, te lo roban o lo dejas sin protección es como si alguien hubiera entrado en tu PC. Ponle siempre contraseña. Aunque no es lo habitual, se pueden hackear, así que mucho cuidado con lo que guardas dentro. Mil ojos también con el correo electrónico -la vía por la que Chris Chaney se coló en la vida de una cincuentena de celebrities-.
  6. Cuidado con los errores humanos, y más en concreto con los tuyos. No serías el primero que le envía un correo o un mensaje a un desconocido o a alguien que no debe.
  7. Atención a los equipos compartidos, sobre todo los móviles y los portátiles que prestan las empresas. Las papeleras de reciclaje se dejan sin vaciar, los emails se quedan en "borradores" y las imágenes se guardan solas en los álbumes de fotos. Si no sabes cómo deshacerte de tus cosas privadas, no dejes que entren a esos equipos. Y recuerda que los informáticos de tu empresa también son humanos y tienen ojos.
  8. Si alguien ha conseguido ya material tuyo y te está chantajeando para que le envíes más, denuncia inmediatamente en cualquier comisaría. Tienes que tener muy claro que estás protegido por el derecho constitucional a la intimidad y que eres una víctima.
  9. Mucho cuidado con los archivos que te envían y los programas que instalas en tu ordenador. Hay virus que graban todo lo que haces delante del ordenador y se lo envían a alguien (no, esas personas que ponen post-its en la webcam no están locas).
  10. Si eres mujer, multiplica por diez el cuidado.
  11. Si tienes un hijo o una hija adolescente, déjale claros todos estos consejos.