El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ostenta una ventaja de cuatro puntos porcentuales sobre su rival republicano de cara a las próximas elecciones presidenciales, Mitt Romney, según la última encuesta de Gallup.

El sondeo, realizado entre los días 1 y 7 de septiembre, da una intención de voto media del 49% a Obama, frente al 45% de Romney, por lo que el dato también incluye el posible impacto del discurso del presidente la noche del jueves en el que aceptó la nominación de su partido.

El pequeño impulso de dos puntos frente a los datos de la semana previa mantiene a Obama, pese a todo, técnicamente en línea con su rival republicano, según estos datos de media semanal, que se recaban entre más de 3.000 votantes registrados y tienen un margen de error del 2 %.

Las encuestas tras la Convención Republicana de Florida (celebrada en Tampa del 27 al 30 de agosto) mostraron una escasa mejora del apoyo de los votantes a Romney tras este cónclave del partido pensado para llegar a los hogares estadounidenses en horario de máxima audiencia televisiva.

Por otra parte, el apoyo de los votantes a las políticas de Obama, recabado por Gallup diariamente entre unas 1.500 personas y con un margen de error del 3 por ciento, se mantuvo en el 52 por ciento el viernes, mientras que el 42 por ciento desaprueba el trabajo del presidente en la Casa Blanca.

OBAMA PIDE "CUATRO AÑOS MÁS"

Precisamente, Obama ha pedido "cuatro años más" para solucionar los problemas del país, que aseguró que pueden ser resueltos, con especial atención a una reforma fiscal, empleo, educación o seguridad nacional.

"Nuestros problemas se pueden resolver y los desafíos alcanzar... por eso os pido cuatro años más", dijo Obama en un mitin de campaña en de St.Petersburg, en el estado clave de Florida, donde inició un tour en autobús de dos días.