POLÍTICA

Artur Mas: "Nunca antes Cataluña había estado tan cerca de la plenitud nacional"

12/09/2012 10:13 CEST | Actualizado 12/09/2012 11:01 CEST
EFE

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha dado un salto cualitativo en sus reclamaciones independentistas tras la manifestación celebrada ayer en las calles de Barcelona coincidiendo con la Diada y que reunió a más de 1,5 millones de catalanes, según la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra.

En un mensaje nítido al Gobierno de Mariano Rajoy y al resto de España, ha sido tajante: "Escuchad atentamente a Catalunya y poned soluciones". Para Mas, el reto que ahora tiene entre manos el Gobierno catalán es "dotar de estructuras de Estado" a este territorio para que sea un país independiente dentro de la Unión Europea.

En una comparecencia para hacer balance de la jornada de ayer, Mas ha destacado que "no se puede discutir ni minimizar" el éxito de la movilización y "las muestras de civismo" que se registraron. "Hemos ofrecido al mundo la imagen de la mejor Catalunya", se ha felicitado.

PLENITUD NACIONAL

Al margen de las consideraciones generalistas, Mas ha metido en dedo en la llaga que, a día de hoy, define el encaje de Cataluña en el Estado español. A juicio del president, la marcha de ayer refleja el "anhelo de libertad" del "gran pueblo de Cataluña".

Durante su intervención no ha dudado en situar la pelota en el tejado catalán. Desde el punto de viusta de Mas es a Cataluña a la que compete rematar "la transición nacional que se ha iniciado". "Llevamos 30 años de reivindicaciones. Ahora hay un rumbo nuevo", ha declarado.

"Nunca antes Cataluña había estado tan cerca de la plenitud nacional. Después de ayer, todavía estamos más cerca. Nada será fácil, pero todo es posible", ha abundado para desvelar las claves que se requieren para alcanzar esa "plenitud nacional": "Voluntad, grandes mayorías y capacidad de resistir".

Mas ha tomado el testigo dejado a primera hora de la mañana por el portavoz de su Ejecutivo, Francesc Homs, quien ha defendido que la marcha de ayer "acelera" los tiempos de la "transición nacional".