El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha asegurado que su comunidad necesita un Estado propio porque ha fracasado en su esfuerzo de "décadas" por "transformar" el Estado español en un "Estado amable en el que Cataluña pudiera encajar bien". "Si esto es así, tiene que entenderse que Cataluña necesite un Estado", ha agregado para rematar: "Hay un sentimiento de fatiga mutua entre Cataluña y España".

En un desayuno informativo de Forum Europa, Mas ha señalado que no prevé convocar elecciones a corto plazo "si no es estrictamente necesario" y ha pedido que se entienda que Cataluña está en un proceso de "transición" al modo del de España hace 30 años y que eso es lo que se expresó el pasado martes en las calles de Barcelona en la manifestación por la Diada.

Si no se interpreta así la marcha, ha añadido, se cometerá "otro gravísimo error" y si hay dudas, ha propuesto consultar al pueblo catalán para conocer su posición mayoritaria, si se consideran una nación. A juicio del presidente catalán sería un error minimizar la manifestación y, para recalcar su éxito, ha apuntado que en proporción sería como si se hubieran manifestado nueve millones de personas en toda España.

Ha explicado que la velocidad de esa transición, que se acelere o se frene, dependerá del resultado del encuentro que mantendrá dentro de una semana con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"Si eso no se puede resolver, entiendan que un pueblo con mucha historia detrás y voluntad de futuro quiere resolver pacíficamente, democráticamente y de forma estrictamente europea ese futuro. No nos hemos vuelto locos, ni subido a la colina. Cuando los catalanes reclaman instrumentos de Estado lo hacen dentro del marco europeo e incluso del euro que intentamos defender", ha dicho.

NO HAY SUBIDA AL MONTE

Mas, que ha precisado que con sus planteamientos no se están "subiendo al monte de una manera improvisada" y ha llegado el momento de entender que "Cataluña necesita el instrumento de un Estado".

Tras asegurar que "el futuro de Europa es de los estados que representan naciones", Mas ha planteado si el conjunto de España puede llegar a aceptar que Cataluña es una nación" porque si se parte de ahí "muchas cosas se pueden resolver", mientras que si se niega la evidencia no se resolverán.

El presidente de la Generalitat, que ha precisado que Cataluña quiere resolver pacíficamente, democráticamente y de forma estrictamente europea" el futuro, ha insistido en su apoyo al proyecto europeo porque no se han vuelto "locos" y al reclamar un instrumento de Estado lo piden dentro de un marco europeo.