La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado convencida de que el conjunto de los ciudadanos, aunque algunos ahora estén "enfadados", protestando e incluso pongan "piedras en el camino", al final "van a agradecer" la acción del Gobierno de Mariano Rajoy.

Con esta reflexión ha clausurado Cospedal en Gandía (Valencia) la escuela de verano del PP, en la misma jornada en la que están convocadas manifestaciones en toda España en contra de las políticas del Ejecutivo, y sobre estas protestas se ha preguntado "dónde estaba" toda esa gente hace nueve meses, cuando España tenía cinco millones de parados y "nadie hacía nada".

Ha dicho entender que estos momentos "muy difíciles" han traído "desesperanza y amargura", pero ha asegurado que el Ejecutivo y el PP están trabajando para "llevar esperanza, posibilidades y soluciones" a los afectados por la crisis.

CON LA CABEZA ALTA

Y ha pedido a los militantes del PP que no consientan que "nadie" les "eche de la calle" y que salgan a ella "con la cabeza bien alta" para defender las medidas del Ejecutivo y decir que el Partido Popular "defiende por encima de todo el interés general".

Por otro lado, Cospedal ha insistido, un día más, en criticar las pretensiones soberanistas del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha señalado que "nadie" entiende que se pida con una mano la independencia y con la otra ayuda a un grave problema financiero.

En cualquier caso ha asegurado que "la solidaridad de toda España está con Cataluña" y "la solidaridad del Gobierno con los catalanes", y ha asegurado que el Ejecutivo "tiene muy claro que cataluña nunca puede caer".