Daniel Cohn-Bendit es uno de esos políticos europeos que dejan huella. Su activismo al frente de las revoluciones del Mayo francés, en la década de los 60, le convirtió en un carismático líder franco-alemán que desde hace una década ocupa un asiento en el parlamento europeo como líder del partido de los verdes.

Lee el artículo completo en Elmundo.es