ECONOMÍA

El Tesoro subasta 3.982 millones pero a más interés

25/09/2012 11:35 CEST | Actualizado 25/11/2012 11:12 CET
EFE

El Tesoro Público ha colocado 3.982,23 millones en letras a 3 y 6 meses, casi el máximo previsto, pero a tipos ligeramente más altos que el pasado 28 agosto, la última vez que emitió este tipo de papel.

El Tesoro se ha quedado en la parte alta del rango, ya que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros. La demanda, por su parte, ha superado los 9.000 millones, pero ha sido menor que en la subasta de agosto.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.398,61 millones de los 4.598,63 millones solicitados por el mercado en letras a 3 meses. La demanda ha bajado ligeramente en esta ocasión, de forma que las ofertas han superado en 3,3 veces lo colocado (3,4 veces en agosto).

En este tipo de papel, los intereses han aumentado alrededor de dos décimas, ya que el tipo medio se ha situado en el 1,203% frente al 0,946% registrado en agosto, mientras que el marginal ha escalado al 1,250% desde el 0,988% anterior.

Por otro lado, el organismo ha colocado 2.583,62 millones de los 4.738,68 millones pedidos por los inversores en letras a 6 meses. En este caso, la demanda también se ha moderado, por lo que el volumen de peticiones ha superado en 1,8 lo finalmente emitido (2,2 veces en agosto).

La rentabilidad de las letras a 6 meses también se ha elevado cerca de dos décimas, ya que el interés medio ha pasado del 2,026% al 2,213% actual, mientras que el marginal ha subido al 2,300% desde el 2,100% anterior.

¿ACABA LA TREGUA?

Los resultados de la subasta apuntan a que el bálsamo que supuso el nuevo programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) se podría estar diluyendo, ya que el organismo ha roto la buena racha de las subastas anteriores.

En las dos últimas subastas de bonos y letras, el Tesoro salió airoso al superar en las dos ocasiones sus objetivos y rebajar bastante los intereses, ayudado por las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi.

De hecho, el nuevo programa del BCE logró rebajar considerablemente la prima de riesgo, que incluso llegó a perder los 400 puntos básicos en algún momento, aunque actualmente se mantiene en el entorno de los 420 puntos a la espera de una decisión del Gobierno español.

NOTICIA PATROCINADA