El Gobierno congelará el sueldo de los funcionarios en 2013. Así lo asegura el presidente de CSI-F, Miguel Borra, en conversación con El HuffPost tras una reunión con de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas, donde están presentes el Gobierno central, los autonómicos, los municipales y los sindicatos. En dicha reunión, Borra, el Ejecutivo les ha trasladado la noticia antes de presentar mañana, tras el Consejo de Ministros, los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene.

El Gobierno, representado en la reunión por la directora general de la Función Pública, Carmen Sánchez-Cortés Martín, también mantendrá congelada la tasa de reposición en el 10% como máximo para las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, sanidad o los técnicos de Hacienda, entre otros, vetando cualquier contratación en el resto de cuerpos de funcionarios. Las dos pagas extra, de junio y diciembre, se mantendrán

Para el presidente de CSI-F, estas medidas son "más de lo mismo" y "se suma a la pérdida de poder adquisitivo del 30% que ya sufrimos los funcionarios". Con estas nuevas medidas de austeridad, especialmente la congelación de la oferta pública de empleo, "la calidad de los servicios públicos seguirá mermándose".

MOVILIZACIONES

El sindicato "no descarta movilizaciones para los próximos días", según Borra, que recuerda que los empleados públicos ya han sido muy activos contra lo que considera medidas injustas. "Somos los paganos de esta crisis si tener por qué", lamentó.

El pasado 11 de julio, Mariano Rajoy anunció en el Congreso que este año los funcionarios no percibirían la paga extra de Navidad. Además, también anunció la reducción del número de días de libre disposición, los llamados "moscosos". También se aprobó rebajar el número de liberados sindicales a lo estrictamente dispuesto por la ley.

Los funcionarios ya vieron cómo su salario se congelaba el año pasado y este tras una rebaja llevada a cabo por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.