POLÍTICA

El Parlament aprueba convocar una consulta soberanista en la próxima legislatura y el Gobierno dice que la parará

27/09/2012 18:53 CEST | Actualizado 27/11/2012 11:12 CET
EFE

El Parlamento catalán ha aprobado, con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la cámara, una propuesta de resolución para convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo".

Los grupos que han votado a favor son CiU, que gobierna la Generalitat; ERC, ICV-EUiA, Solidaritat, Democràcia Catalana y el diputado socialista Ernest Maragall, y en contra, el PP Catalán y Ciutadans (21 escaños). Los 25 diputados restantes del PSC se han abstenido.

La resolución aprobada, tras el anuncio de adelantar elecciones en Cataluña para el 25 de noviembre, dice: "El Parlament de Cataluña constata la necesidad de que el pueblo de Cataluña pueda determinar libre y democráticamente su futuro colectivo e insta al Govern a hacer una consulta prioritariamente dentro de la próxima legislatura".

EL GOBIERNO "USARÁ LA LEY"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que hay instrumentos suficientes para frenar un referéndum como el anunciado por el presidente catalán, Artur Mas, y que el Gobierno "está dispuesto a usarlos".

La también portavoz del Gobierno ha remarcado: "No solo hay instrumentos jurídicos y judiciales para pararlo, sino además hay un Gobierno, este Gobierno, que está dispuesto a usarlos".

Sáenz de Santamaría ha explicado dos ejemplos de estos instrumentos. En el primer caso ha recordado que el Tribunal Constitucional levantó la suspensión de la ley catalana de consultas, pero estableció que estas dependen "directamente" de la decisión que adopte el Estado en ejercicio de su competencia de autorización.

Ese levantamiento de suspensión de la ley catalana, que recurrió el Gobierno central, se hizo sin perjuicio de preservar el "interés general", ha añadido la vicepresidenta, quien ha dicho que se podría pedir al Constitucional una revisión de esa decisión para dejar en suspensión ciertos preceptos de la norma y sin efecto cualquier referéndum convocado en virtud de la misma.

En segundo lugar, ha explicado que otro instrumento que se podría adoptar sería recurrir esa hipotética consulta ante el Tribunal Constitucional, "con la ventaja" de que sería suspendida automáticamente en virtud del artículo 161.2 de la Constitución.

"Es decir que si se adoptara la decisión de convocar un referéndum de esa naturaleza inconstitucional, se va directamente al Tribunal Constitucional" y se "suspende la convocatoria" de la consulta "nada más lo pida el Gobierno", ha especificado la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría se ha pronunciado de esta manera minutos antes de que el Parlamento catalán aprobara con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la Cámara, una propuesta de resolución para convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo".