INTERNACIONAL

Juicio Vatileaks: El mayordomo robó documentos que el papa quería destruir

03/10/2012 13:36 CEST | Actualizado 03/10/2012 13:39 CEST
GETTY

Paolo Gabriele, el ex mayordomo del papa juzgado por robo de documentos, tenía en su poder más de 1.000 archivos importantes, muchos de ellos con la firma del propio Benedicto XVI. Algunos de ellos habían sido marcados por el pontífice "para ser destruidos", según ha declarado la policía vaticana en la tercera jornada del juicio contra el llamado 'cuervo'.

La policía ha asegurado también que el ladrón de los documentos encriptados del Vaticano había comprometido alguna de las operaciones del país, y que Gabriele había impreso instrucciones sobre cómo ocultar archivos informáticos y usar teléfonos móviles en secreto.

Los cuatro gendarmes, que participaron en la detención y registro de la casa de Paolo Gabriele, el exmayordomo del papa, aseguraron también que éste siempre fue tratado "con guante de terciopelo", desmintiendo así las acusaciones sobre malos tratos en prisión.

El exmayordomo afirmó que los primeros 15-20 días estuvo recluido en una celda que no cumplía las condiciones necesarias, hasta el punto de no poder estirar los brazos.

"Desde el primer momento, el comandante de la Gendarmería Vaticana, Domenico Giani, dio orden a todos de tutelar a Gabriele, su familia y sus hijos, lo que en todo momento se hizo. Él mismo nos agradeció el trato recibido. Siempre fue tratado con guante de terciopelo", a asegurado Luca Cintia, vicecomisario de la Gendarmería.

La próxima audiencia se celebrará el sábado 6 de octubre, día en que se espera concluya el juicio y se conozca la sentencia contra Gabriele.

Conocido con el diminutivo de "Paoletto", está acusado de ser "il Corvo" (el cuervo), la persona que robó centenares de documentos reservados del papa, que después filtró al periodista Gianluigi Nuzzi, que los publicó en el libro-escándalo "Sua Santitá", en el que desvela supuestos enfrentamientos e intrigas vaticanas.