INTERNACIONAL

Vatileaks: Paolo Gabriele, exmayordomo del Papa, condenado a año y medio de cárcel

06/10/2012 13:06 CEST | Actualizado 06/10/2012 13:14 CEST
AFP

El Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano ha condenado al exmayordomo del Papa Paolo Gabriele a 18 meses de prisión por los delitos de robo agravado por la sustracción de documentos secretos de la Santa Sede. El tribunal, que ha emitido el fallo tras dos horas de deliberación, condena además a Gabriele a pagar las costas del juicio y matiza que ha tenido en cuenta los atenuantes para no aceptar los tres años de prisión que pedía la Fiscalía.

"Siento dentro de mí la fuerte convicción de haber actuado por exclusivo amor, diría visceral, por la iglesia de Cristo y por su jefe visible. Si lo debo repetir, no me siento un ladrón", aseguró Gabriele según recoge el diario El País.

"En nombre de Su Santidad Benedicto XVI, gloriosamente reinante, e invocando a la Santísima Trinidad..." fue la fórmula con la que el presidente del Tribunal, Giuseppe della Torre, comenzó a leer la sentencia tras dos horas y cuarto de deliberaciones. Della Torre señaló que Paoletto, como es conocido, fue condenado a tres años de reclusión, pero que la sentencia fue reducida a 18 meses vistos los atenuantes.

Los atenuantes tenidos en cuenta por el tribunal fueron que Paoletto no tiene antecedentes penales, el trabajo realizado al servicio del Vaticano (llevaba seis años como ayudante de cámara del papa) y el haber reconocido que había traicionado la confianza depositada en él por el Pontífice.

El Promotor de Justicia del Vaticano (fiscal), Nicola Piccardi, había pedido tres años, mientras que la abogada defensora, Cristiana Arru, había pedido que la pena pasase de robo a apropiación indebida y que en ese caso, visto que no ha sido interpuesta ninguna querella contra Gabriele, no podía ser condenado. Benedicto XVI, como soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, puede ejercer en cualquier momento su prerrogativa de perdonar al mayordomo.

NO TERMINA AQUÍ

Con este juicio no concluye el escándalo de robo y filtración de documentos reservados vaticanos, conocido como "Vatileak", ya que en fechas aún por decidir comenzará el juicio contra Claudio Sciarpelletti, de 48 años, acusado de presunto encubrimiento y que en un principio iba a ser juzgado junto a Paoletto.

Ya en la primera audiencia, el tribunal separó el juicio de este informático, tras aceptar la petición de su abogado, Gianluca Benedetti, que aseguró que Sciarpelletti nunca encubrió al exmayordomo y que la prueba es que en el momento en el que le fue encontrado un sobre con documentación reservada reconoció a los investigadores que se la había dado "Paoletto". Sciarpelletti puede ser condenado hasta con un año de cárcel.

Gabriele puede ahora recurrir la sentencia en apelación e incluso llegar al Tribunal Supremo del Estado de la Ciudad del Vaticano.