VÍDEO

El Barcelona y el Madrid empatan a dos en el Camp Nou con goles de Messi y Cristiano Ronaldo (FOTOS, VÍDEO)

07/10/2012 18:51 CEST | Actualizado 08/10/2012 12:27 CEST

Entre Messi y Cristiano Ronaldo (un argentino y un portugués) se cocinaron el clásico más politizado de los últimos tiempos evidenciando que el fútbol no entiende de otras cosas. El Barcelona y el Madrid empataron a dos en un partido frenético gracias a los goles de sus dos estrellas y ese resultado deja todo como estaba: los azulgrana en la cima de la clasificación y ocho puntos por encima de los blancos.

Para el recuerdo futbolístico quedará el bello segundo gol de Messi, tras un lanzamiento de falta magistral, y el segundo de Cristiano, que aprovechó un pase teledirigido del alemán Özil. Y, al margen de ello, resonarán los gritos de independencia del Camp Nou en varios momentos del partido y el impresionante mosaico con la bandera catalana al inicio del choque.

En lo puramente deportivo, el partido comenzó con un guión calcado al de otros clásicos: el Barcelona cogió el balón en los primeros compases del encuentro, aunque no consiguió acercarse con peligro a Casillas. Es más, el Madrid, bien asentado, tuvo las primeras ocasiones del choque. Di María fue el encargado de romper el hielo con un disparo lejano que se fue por encima de la portería de Valdés. Luego, Adriano, sorprendente compañero de Mascherano en el centro de la zaga azulgrana, se hizo un lío y a punto estuvo de regalar un balón envenenado.

Después fue Sergio Ramos el que avisó con un buen remate de cabeza a la salida de un córner que se fue fuera cuando el Barcelona asumía el golpe. Tanto se acercaba el Madrid que acabó marcando. Lo hizo Cristiano Ronaldo con un disparo potente, raso, que se coló junto al palo derecho de la portería de Valdés.

IMPULSO BLANCO

El gol dio un impulso tremendo a los blancos, que gozaron después de sus mejores momentos en el partido. Benzema remató un balón dentro del área de manera extraña pero casi efectiva, dado que el balón terminó golpeando el poste. Al Barcelona, grogui, se le acumulaban los problemas. Alves se lesionó y tuvo que dejar su puesto a Montoya. Otro golpe a la debilitada defensa azulgrana, que ya había perdido a sus dos joyas, Piqué y Puyol, ambos lesionados.

Pero, cuando peor estaba el Barça, apareció la Pulga para resucitar al equipo y al Camp Nou, que enmudecía tras clamar por la independencia de Cataluña en el minuto 17, como estaba previsto. Messi se aprovechó de una carambola en el área del Madrid y de un error en el salto de Pepe para rematar al fondo de la portería. A partir de entonces, el Barcelona se vino arriba y volvió a llevar la manija hasta el descanso.

FALTA MAGISTRAL

La segunda parte comenzó igual. El Barcelona manejaba (65% de posesión en la primera parte), pero el Madrid parecía sentirse cómodo así, esperando su momento, aprovechándose de los problemas del Barcelona para replegarse. Entonces volvió a aparecer Messi. El argentino lanzó una falta magistral desde fuera del área que no llegó a colarse por la escuadra, pero ni falta que hizo. La estirada de Casillas fue inútil. Segundo gol de Barça que le servía al Camp Nou para volver a gritar por la independencia.

Y como si un diálogo entre las dos estrellas del fútbol se tratara, al poco respondió Cristiano con el empate tras un pase medido del alemán Özil. El portugués superó a Valdés con, nuevamente, un disparo raso y cruzado.

Tras el segundo gol del Madrid, el partido se tornó frenético, con idas y venidas continuas pero sin grandes ocasiones. Higuaín tuvo una de las más claras, pero Valdés respondió bien. Montoya respondió después con un disparo potente que se estrelló en el larguero y Pedro tuvo la última. Ritmo potente sin premio. La tarde era de Messi y Cristiano.

Las imágenes del partido

NOTICIA PATROCINADA