INTERNACIONAL

Pussy Riot encarceladas: Yekaterina Samutsévich, una de las tres, queda en libertad (FOTOS, VÍDEO)

10/10/2012 12:57 CEST | Actualizado 10/10/2012 18:33 CEST
AFP

Una de las tres integrantes del grupo punk Pussy Riot condenadas a dos años de prisión por cantar en el principal templo de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Yekaterina Samutsévich (en el centro de la imagen), ha quedado en libertad condicional.

Es la decisión del Tribunal Municipal de Moscú, que dejó en cambio ha dejado en firme la sentencia de cárcel a las otras dos jóvenes del grupo, Nadezhda Tolokónnikova, de 22 años, y María Aliójina, de 24. Están condenadas a dos años de prisión en un correccional por "gamberrismo motivado por odio religioso", delito del que las tres se declaran inocentes, según las agencias rusas.

La decisión de la corte llega, según explica EFE, tras un aplazamiento de la vista planificada para el 1 de octubre sobre la apelación que pedían las condenadas, después de que Yekaterina Samutsévich, de 30 años, rechazara que los abogados del grupo siguieran defendiendo sus intereses. Uno de ellos, Mark Feiguin, ha denunciado esta semana que las Pussy Riot reciben cada día la visita de juristas que quieren ofrecerles sus servicios y renuncien a su actual defensa.

¿POR QUÉ UNA SÍ QUEDA EN LIBERTAD?

La nueva abogada de la Pussy Riot liberada, Irina Jrunova, explicó los motivos que en su opinión llevaron a la liberación de su defendida: "Tan solo le hemos enseñado al tribunal su papel en la actuación [en la catedral de Cristo Salvador de Moscú]". "En 15 segundos no le dio tiempo a hacer nada. El tribunal atendió nuestros argumentos", agregó.

"El tribunal estima que Samutsévich puede enmendar su conducta sin ser aislada de la sociedad", dijo a los periodistas la portavoz oficial de la instancia judicial, Anna Usacheva.

Feiguin, a cargo de la defensa de las otras dos, aseguró que recurrirá tanto la condena a prisión como la resolución del Tribunal de Moscú sobre el recurso y que si es necesario lo hará ante el Tribunal de Estrasburgo. El letrado no entiende "porqué diferenció el tribunal las acciones de las integrantes de las Pussy Riot". "Nos alegramos por la liberación de Samutsévich, pero teníamos derecho a esperar la liberación de las tres chicas", manifestó.

Durante la vista del recurso, Feiguín pidió a la magistrada que que valore las presiones ejercidas sobre la Justicia por el presidente, Vladímir Putin, pero el tribunal no atendió esa petición. Este domingo, con ocasión de su 60 cumpleaños, afirmó que "en realidad está bien que fueron arrestadas y está bien la decisión que ha tomado el tribunal, ya que no se puede hacer tambalear las bases de la moral, destruir el país. (...) Ellas han obtenido lo que querían".

OTRAS DOS, HUÍDAS DE RUSIA

En total fueron cinco las integrantes de Pussy Riot que entraron en el templo ortodoxo con coloridos pasamontañas el pasado febrero y denunciaron cantando y bailando el apoyo de la Iglesia Ortodoxa a la campaña electoral de Putin, que entonces era primer ministro, para volver a la presidencia del país ("Madre de Dios echa a Putin", decían). Las otras dos integrantes están huídas de Rusia.

En los últimos meses, a las protestas por su detención de grupos civiles en todo el mundo se han unido músicos, políticos y famosos, con llamamientos contra el juicio y la condena a las Pussy Riot.

El grupo ha sido elegido como finalista al Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo, nominación que había sido tachada en su momento de injerencia por las autoridades rusas. También optan al reconocimiento la abogada iraní Nasrin Sotoudeh y el cineasta iraní Jafar Panahi; el defensor de los Derechos Humanos bielorruso Ales Bialiatski, el abogado paquistaní Joseph Francis -que se ha ocupado de defender a víctimas afectadas por la ley antiblasfemia en el país- y los tres activistas de la oposición en Ruanda Victoire Ingabire, Déogratias Mushayidi y Bernard Ntaganda.

En defensa de las Pussy Riots: fotos y vídeos

Miembros de Pussy Riot, en prisión