TENDENCIAS

Premio Planeta 2012: ganador Lorenzo Silva, finalista Mara Torres

16/10/2012 00:09 CEST | Actualizado 16/10/2012 08:32 CEST
AFP

Lorenzo Silva ha ganado la 61ª edición del Premio Planeta de novela, dotado con 601.000 euros, con la obra "La marca del meridiano", una nueva entrega de su pareja de investigadores Rubén Bevilacqua y su ayudante Violeta Chamorro. El escritor madrileño, oculto tras el seudónimo de Bernie Ohls, ha vencido con una novela en la que los protagonistas investigan un extraño crimen que les llevará tras la pista de un caso con derivaciones éticas y emocionales.

La periodista Mara Torres ha resultado finalista del Planeta con su obra "La vida imaginaria". Se trata del debut en la ficción de la presentadora de La 2 Noticias de TVE, que se embolsa un premio de 150.250 euros con la historia de una mujer que se sobrepone a una ruptura.

Silva ha agradecido el premio en catalán y ha dicho: "Mi deseo es que entre mi Madrid y mi Barcelona no haya nunca más raya divisoria que este meridiano, que no es más que una línea imaginaria", aunque ha añadido que esto es una democracia y cada uno tiene derecho a su opinión. El escritor, cuya esposa es catalana, ha comentado que Barcelona siempre ha sido muy generosa con él y que la ciudad, donde ya ganó el Premio Nadal, es un personaje más de la novela.

Torres ha confesado que necesitaba "volar" y escapar de la rutina periodística para construir la trama de su novela, y ha dado las gracias a familiares y amigos por ser una fuente inagotable de historias.

A esta edición se han presentado 432 originales, si bien han quedado finalistas diez. El ganador se llevará 601.000 euros, mientras que el premio para el finalista está dotado con 150.250. El jurado encargado de fallar el Premio ha estado integrado por Alberto Blecua, Ángeles Caso, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regás y Emili Rosales.

silva torres planeta

MAS, WERT, LARA

Más allá de lo literario, la comidilla de la noche fue el hecho de que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, compartieron mesa. Artur Mas (que el lunes se ha mostrado partidario de acudir a las instancias judiciales europeas si la demanda de Cataluña para decidir en referéndum su futuro no es atendida desde el Gobierno estatal) se sentó a la derecha del anfitrión, el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, que tenía a su izquierda al ministro Wert, que ha viajado esta noche a Barcelona tras sus polémicas declaraciones, la semana pasada en el Congreso, en las que dijo que hay que "españolizar a los niños catalanes" en las escuelas.

El domingo al mediodía, en una conferencia de prensa, tradicional en la víspera del gran día del Planeta, Lara pidió "diálogo" al Gobierno central y al de la Generalitat, e hizo hincapié en que la independencia de Cataluña no beneficia a nadie. Hace unos días, Lara declaró que si Cataluña se independizara, se llevaría el grupo a "Zaragoza, Madrid o Cuenca".

premio planeta 2012

Sonrientes y rodeados de un enjambre de cámaras de televisión y micrófonos, Artur Mas, José Ignacio Wert y Lara entraron, minutos antes de las diez de la noche, en el comedor improvisado en un gran salón del Palacio de Congresos de Cataluña donde un año más se celebra la cena del Planeta. Pasadas las nueve y media, llegaba al lugar el ministro Wert, que se limitó a destacar, pese a la insistencia de los periodistas en preguntarle por sus polémicas palabras, la importancia del Premio Planeta para la cultura. Tampoco quiso contestar a las preguntas de los periodistas el presidente Mas, quien sonriente dijo, acompañando sus palabras de un gesto muy expresivo de sus manos: "hoy solo tocar hablar del Planeta".

A su llegada al Palacio de Congresos, Mas fue recibido por la presidenta del Parlamento de Cataluña, Nuria de Gispert, a quien en la mesa presidencial, con forma rectangular, le tocó sentarse a la izquierda del ministro de Educación, Cultura y Deporte. Frente a Mas el protocolo situó al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, sentado a la izquierda del alcalde de Barcelona, Xavier Trías.

Tras llegar por separado y con un intervalo de quince minutos al Palacio de Congresos de Cataluña, situado en la avenida Diagonal de Barcelona, Mas y Wert se encontraron con Lara, y el resto de autoridades catalanas invitadas a la cena, en un salón privado. "El saludo ha sido cordial", dijeron a EFE fuentes del Ministerio.

FUERA, PROTESTAS. DENTRO, NO

En la calle, una veintena de trabajadores de la cadena hotelera Husa, encargada de servir el cátering de la cena y propiedad de Joan Gaspart, protestaron por el impago de varias de sus nóminas. Cuando llegó José Ignacio Wert -poco antes lo había hecho el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, acompañado de su esposa, Marta Ferrusola- los trabajadores gritaron al ministro: "queremos cobrar, no españolizar".

Otro pequeño grupo desplegó una pancarta en la que se pedía una educación "sin fronteras y de calidad", firmada por "loquehayquewert.org".

A la cena del LXI Premio Planeta de novela asiste una amplia representación de la sociedad catalana, así como muchos ganadores en ediciones anteriores.

No han faltado escritores como Alberto Vázquez Figueroa, Eduardo Mendoza, Ana María Matute, Lucía Etxebarría, Espido Freire y Ángela Becerra, además de rostros de la comunicación como María Teresa Campos, Luis del Olmo, Julia Otero, Risto Mejide y Núria Roca.

Además de políticos, como el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu y el expresidente de la Generalitat José Montilla, no han faltado al acto el también expresidente Jordi Pujol, cuya esposa, Marta Ferrusola, ha bromeado diciendo que "no toca" hablar sobre el encuentro entre Wert, Mas y Lara al ser preguntada por los periodistas.

OFRECIDO POR NISSAN