TENDENCIAS

Premio Booker 2012: Hilary Mantel gana por segunda vez con una novela sobre Ana Bolena

17/10/2012 09:24 CEST | Actualizado 17/10/2012 09:34 CEST
Afp

El Nobel sudafricano J.M. Coetzee y el australiano Peter Carey eran los únicos autores que hasta ahora habían logrado hacer doblete del Premio Booker, abierto a obras escritas en inglés por escritores británicos, irlandeses o de la Mancomunidad británica de Naciones (Commonwealth, ex colonias y protectorados). Ahora lo ha conseguido por primera vez una mujer. Hilary Mantel ha hecho historia al ganar por segunda vez el Man Booker, uno de los más prestigiosos galardones en lengua inglesa, algo que no había conseguido antes una mujer ni un autor británico.

La autora de 60 años, que competía con su novela Bring Up The Bodies, ya obtuvo este galardón en 2009 con su obra Wolf Hall, el primer tomo de una trilogía histórica sobre la vida de Thomas Cromwell, estadista inglés y poderoso miembro de la corte del rey Enrique VIII.

En esta ocasión, Mantel competía con la segunda entrega de la colección en la que Cromwell conspira contra la segunda esposa del monarca, Ana Bolena, para conseguir expulsarla de la corte. Al recoger el codiciado galardón, dotado con 50.000 libras (unos 80.000 euros) y que se entregó durante una cena en el palacio de Guindhall de Londres, la autora dijo sentirse "afortunada y privilegiada".

Mantel bromeó con el hecho de que después de esperar 20 años a que le dieran el Booker, lo ha acabado ganando dos veces y aseguró que ahora tiene "algo muy difícil de hacer", escribir la tercera parte de la trilogía sin sentirse presionada por las expectativas.

El Booker supone un importante impulso en ventas tanto para los seis finalistas como para el ganador. Un ejemplo de ello fue la novela "Wolf Hall" de Hillary Mantel que antes de ser premiada en 2009 con el Booker había vendido 35.900 copias y tras el anuncio llegó a casi las 600.000.

LA POLÉMICA POR OBRAS "FÁCILES DE LEER"

El encargado de anunciar el galardón, que se entrega desde 1969, fue el presidente del jurado, Peter Stothard, director del suplemento literario del diario británico The Times que resaltó el ato nivel literario de esta edición y las cualidades de la novela ganadora, que aseguró que era "mucho mejor" que el primer volumen de la trilogía.

Con la elección de los finalistas de este año, el premio superó la polémica generada en la edición anterior cuando el jurado, que otorgó el Booker a Julian Barnes por The Sense of an Ending, fue acusado de rebajar su nivel después de asegurar que la selección de obras candidatas se hizo con el objetivo de que fueran obras "fáciles de leer".

Mantel consiguió imponerse al otro gran favorito, el también británico Will Self que competía con Umbrella, un experimento literario sobre la guerra y la locura. La arriesgada novela, que fue publicada en agosto, venía precedida del entusiasmo de la crítica, está ambientada en una institución mental de Londres y relata los esfuerzos del psiquiatra Zack Busner por curar a una de sus jóvenes pacientes, en coma a causa de una enfermedad cerebral.

Self experimenta con el estilo, en 400 páginas sin capítulos y con apenas puntos y aparte, para retar a lo que él considera "a una narración literaria profundamente conservadora" y por ello ha sido comparado el Ulises de James Joyce.

Además, entre los finalistas se encontraban el novelista malasio Tna Twan Eng por su segunda novela The Garden Of Evening Mists y la poeta y novelista sudafricana Deborah Levy (1959) por Swimming Home, su primer novela en diez años, que tuvo que ser publicada por pequeña editorial tras ser rechazada por las tradicionales. El panel de candidatos lo completaban dos primerizos, la escritora inglesa Alison Mooe (1971) que firma The Lighthouse, y el poeta indio Jeet Thayil, que competía con su obra Narcopolis, ambientada en un burdel de Bombay en 1970.

Entre la lista de ganadores de este prestigioso galardón se encuentran grandes nombres de la literatura como V.S. Naipul, Iris Murdoch, Salman Rushdie, Arundhati Roy y Margaret Atwood.

ELECTRIFY THE WORLD