La expresidenta de la Comunidad Madrid, Esperanza Aguirre, anunció hace unas semanas que abandonaba la primera línea de la política, pero lo cierto es que no para. Dos días después de participar en Vigo en un acto de campaña en favor del candidato del PP a la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que no hay que poner el "grito en el cielo" porque se permitiera fumar, no en hoteles o en casinos, sino en algunas salas de estos últimos establecimientos, siguiendo el ejemplo de países como EEUU o Singapur, que son de los "más restrictivos" con el tabaco.

"Singapur y los EEUU son dos de los países del mundo más cuidadosos y más restrictivos con el tabaco, si no los más, y creo que no hay que poner el grito en el cielo por el hecho de que, no en los hoteles, ni siquiera en los casinos, sino en algunas salas de algunos casinos se pueda permitir fumar", ha señalado durante un desayuno informativo celebrado en el Hotel Ritz.

"No hay que ser hipócritas, y por tanto es algo que si lo ha hecho Singapur, es cierto que poniendo algunos medidores que en el mismo minuto que se pasan de unos niveles de humo se desatan las alarmas y se cambian, se puede hacer", ha añadido a continuación a este respecto.

ALEGRÍA POR EUROVEGAS

No obstante, ha señalado que lo importante es que España tiene "cinco millones de parados" y que hace falta la "inversión generadora de empleo". Por eso, ha indicado que "es una noticia muy positiva para Madrid y para España" que Eurovegas venga porque va a suponer tener "el gran centro de convenciones y congresos de toda Europa.

"Eso creo que tendría que alegrarse todo el mundo, incluso nuestros adversarios", ha considerado Aguirre, quien ha reconocido estar "muy contenta" por que Las Vegas Sands haya decidido decantarse por Madrid para poner en marcha su proyecto de macrocomplejo y más en la situación actual de crisis.

Y es que, según Aguirre, "no es fácil para una compañía que cotiza en la Bolsa de Nueva York" e incluso aunque Sheldon Adelson tenga el 53%nde la misma, "decidir una inversión de 17.000 millones de dólares en Europa y, no solamente en Europa sino España". "En los momentos que atravesamos, esto es más difícil todavía", ha dicho.

SE ACABARON LAS INTUICIONES

Aguirre ha indicado que la "suerte" que tiene Madrid es que el propio Adelson le transmitió a ella misma "su determinación personal" de llevar a cabo el proyecto, si bien, aunque tiene la mayoría de las acciones, "tiene que convencer al resto".

Según la presidenta del PP madrileño, Adelson piensa que las inversiones en tiempos de crisis "es cuando hay que hacerlas porque puede uno comprar más barato, porque la construcción cuesta menos y para cuando se terminan las obras, que estas infraestructuras tardan un tiempo en construirse, pues la crisis ha terminado".

"Por eso, él cree que es lo mejor pero no todo el mundo está de acuerdo", ha indicado Aguirre, quien preguntada por si tiene "intuición" sobre cuál va a ser la ubicación definitiva, ha señalado que ella ya no debe "intuir nada más". "Lo debe decidir Las Vegas Sands, que es una compañía muy seria y muy sólida y lo dirá cuando convenga", ha zanjado.

IR A TRABAJAR

Aguirre ha asegurado que no echa de menos nada de su trabajo como presidenta del Gobierno regional. "Me tengo que ir a trabajar", se ha justificado ante los periodistas que la abordaban para preguntarle sobre diferentes temas de actualidad. Sobre su nuevo trabajo, ha indicado que lo ha cogido "con mucha ilusión", que está en "un ambiente extraordinario" y que, en definitiva, el turismo es su "profesión".