POLÍTICA

La lluvia y la huelga del transporte público provoca grandes retenciones en Madrid

26/10/2012 12:08 CEST | Actualizado 26/10/2012 12:08 CEST

Lluvia y huelga de transportes. Una combinación explosiva para el tráfico en una ciudad como Madrid, que está registrando grandes atascos desde primera hora de la mañana en las principales carreteras, sobre todo en la A-2 y en la A-6.

En esta última vía las retenciones que han alcanzado los 20 kilómetros, desde Las Rozas hasta la M-30, según fuentes de la DGT, debido a varios accidentes de tráfico. En uno de los siniestros, que se ha producido en el kilómetro 16 y ha supuesto la interrupción del tránsito en el Bus-VAO, se han visto implicados cuatro o cinco vehículos.

Para evitar las dificultades en esa carretera, la Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja utilizar la M-50, la carretera de Extremadura o la carretera de los Pantanos, la M-501.

Además, se han registrado siete kilómetros de retenciones en la A-2 (Madrid-Barcelona) entre el municipio de San Fernando de Henares y el madrileño distrito de Canillejas, otros cuatro kilómetros de retenciones en la A-3 (Madrid-Valencia) entre Santa Eugenia y Moratalaz.

Las dificultades circulatorias se han ido trasladando a las vías de circunvalación de la capital y la M-40 ha presentado varios tramos de retenciones, especialmente cinco kilómetros de retenciones entre el madrileño distrito de Vallecas y la localidad de Coslada.

Las grandes retenciones han sido muy comentadas en las redes sociales, sobre todo a través de Twitter con los hashtag #atascazo y #MadridemBotellado

IMPORTANTE SEGUIMIENTO

La huelga de Metro ha contado este viernes con un seguimiento importante. Según cifras aportadas por la propia empresa Metro de Madrid, los paros han sido secundados por el 46% de los trabajadores, mientras que la huelga de autobuses ha tenido un seguimiento superior al 50%, según EMT. Sin embargo, los sindicatos han elevado estas cifras hasta el 90%.

Los trabajadores del transporte público en Madrid protestan contra la rebaja salarial y las "agresiones" del Ejecutivo madrileño a los convenios colectivos.

La huelga de Metro se ha desarrollado entre las 2:00 y las 5:00 horas, y entre las 6:00 y las 9:00 horas. Por la tarde, están convocados paros entre las 14:30 y las 17:30 horas. Durante el paro matinal han circulado el 47% del número de trenes que habitualmente lo hacen, porcentaje que bajará al 41% durante la tarde, según los servicios mínimos establecidos.

En los autobuses urbanos, el primer paro ha comenzado a las 23:00 horas del jueves, y ha concluido a la 1:00 horas de la madrugada, mientras que por la mañana la huelga se ha realizado entre las 6:30 horas y las 8:30 horas. Por la tarde, los paros están convocados entre las 18.30 y las 20.30 horas.