NOTICIAS

Los hombres de negro valoran la reforma del sector financiero pero ponen deberes a Rajoy

26/10/2012 20:03 CEST | Actualizado 26/10/2012 20:03 CEST
EFE

Los hombres de negro abandonaron España parcialmente satisfechos. Aunque los comunicados hechos públicos este viernes por la tarde así lo señalan. Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional, que junto al Banco Central Europeo y la Comisión Europea visitó España en las últimas semanas, advirtió al Gobierno de dos aspectos clave que todavía no han sido abordados.

"Los bancos no viables deben ser liquidados con rapidez. Las nuevas fusiones que claramente no generan valor o que conllevan limitaciones indeseadas al suministro de crédito en el conjunto del sistema deben ser evitadas", dice el comunicado del FMI.

Según el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, se trata de una "evaluación positiva", que supone "otro paso más hacia el arreglo y la reforma del sistema bancario español".

El dictamen de las instituciones europeas se basa en las conclusiones de una misión de expertos enviada a Madrid entre el 15 y el 26 de octubre, que "mantuvo intensas y productivas conversaciones con las autoridades españolas" y "obtuvo una actualización detallada de la situación macroeconómica de España y del rendimiento actual de todos los grandes bancos españoles".

"LAS CONDICIONES HAN MEJORADO"

La conclusión es que "las condiciones generales del mercado financiero han mejorado desde el inicio del programa y los problemas de financiación se han reducido".

Sin embargo, la CE y el BCE advierten de que "los desafíos para una parte del sector bancario siguen siendo importantes y requieren una acción política decisiva, como se señala en el Memorando de Entendimiento".

Ese documento, sellado el pasado mes de julio, traza el plan y las condiciones para recapitalizar la banca española, que según la última auditoría externa podría necesitar hasta algo más de 59.000 millones de euros.

En el Memorando se recogían además toda una serie de compromisos por parte de España a cambio de la ayuda, entre ellos, reformas en el sector financiero como "la mejora de los registros de crédito, el aumento de la transparencia de los bancos, el desarrollo ulterior de la intermediación financiera no bancaria y el fortalecimiento de la gobernanza de las antiguas cajas de ahorros".

"En estas materias, y a pesar de la complejidad de los temas en juego, los avances por parte de las autoridades españolas parecen ir a buen ritmo, lo que permitirá una acción política oportuna en línea con lo establecido en el Memorando", señalaron hoy la CE y el BCE.