ECONOMÍA

Mas de dos millones de parados están en riesgo de exclusión por pobreza

27/10/2012 12:05 CEST | Actualizado 27/10/2012 12:05 CEST
Gtresonline

La crisis económica que sufre España desde 2008 está llevando al límite a muchos ciudadanos y, de estos, los más afectados son los 5.778.100 parados de los que más de dos millones, el 36 %, se encuentran en riesgo de pobreza.

Cada una de estas personas sobrevive con menos de 7.355 euros al año, es decir, con menos de 613 euros mensuales, cifras en las que está establecido el umbral de riesgo de pobreza. Lo más grave es que su situación, dada la actual coyuntura económica, no tiene ninguna perspectiva de mejorar en el corto plazo y todo indica que cada vez serán más los parados que se sitúen por debajo del umbral de la pobreza.

Así lo pone de manifiesto el continuo incremento de personas desempleadas desde el inicio de la crisis en 2008, año en el que sólo uno de cada diez españoles estaba en paro, una cifra que se ha elevado hasta uno de cada cuatro en el momento actual, el 25 % de la población. Estas cifras, calculadas según las estadísticas de Condiciones de Vida y la Encuesta de Población Activa (EPA) dadas a conocer esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una situación prácticamente insostenible para numerosas personas.

En España los parados pueden percibir la prestación por desempleo un máximo de dos años, siempre y cuando hayan cotizado un mínimo de seis. Una vez agotado ese periodo, sólo quienes tengan a su cargo al menos dos miembros de la unidad familiar, además del cónyuge o pareja de hecho, podrán percibir una prestación de 450 euros mensuales, por un periodo de seis meses, y sin posibilidad de repetir.

LOS PARADOS, CON MÁS RIESGO

El porcentaje de parados en riesgo de pobreza es bastante superior al de la población en general, que se sitúa en el 21%, uno de cada cinco, y esto teniendo en cuenta que el límite fijado para establecer el umbral de la pobreza cada vez es más bajo, ya que se trata de un porcentaje fijo sobre los ingresos de la población.

Unos ingresos que también se reducen año tras año como consecuencia de la crisis, hasta situarse actualmente en niveles de 2006, con una media de 24.606 euros por hogar. Con el fin de paliar la situación de los millones de parados españoles, desde las empresas de trabajo temporal urgen a llevar a cabo las modificaciones necesarias para agilizar la contratación temporal, dado que se trata de la única vía actual de empleo, y a activar "de una vez por todas" la colaboración público-privada con la inclusión de las agencias privadas de colocación en el sistema.

Así, el portavoz de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), Lorenzo Rivarés, ha subrayado, en declaraciones a Efe, la necesidad de hacer un mercado laboral temporal más eficiente para las empresas, "que puedan contratar con muy pocos trámites", y garantista para los trabajadores, que vean protegidos sus derechos, lo que también incidiría en una reducción de la economía sumergida.

También ha insistido en la necesidad de establecer programas de formación y recualificación para parados, extremo en el que ha coincidido el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero.

MUCHOS AÑOS PARA MEJORAR

Mesonero, en declaraciones a EFE, ha augurado que España tardará muchos años en ser capaz de absorber la actual tasa de paro y ha añadido que el riesgo de pobreza es más grave para los parados con poca formación ya que, ha asegurado, "en los próximos veinte años será el perfil menos demandado".

Sólo para 2013, el Ejecutivo ha destinado 30.917 millones de euros al Servicio Público de Empleo Estatal para financiar las políticas activas y las prestaciones por desempleo, cifra que ha recortado casi un doce por ciento respecto a este año. Según sus cuentas, el gasto en desempleo será en 2013 de 26.993,70 millones, el 6,3 % menos que este año.

Ante la gravedad de estos datos, el presidente de la Asociación de directores y Gerentes en Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, ha explicado a EFE que desde esta asociación se ha planteado un "plan de rescate de personas y familias".

LA CIUDADANÍA, A PRUEBA

En este plan se asegura que la sociedad española ha mostrado una "impresionante" capacidad de absorción del impacto de la crisis. "La brutalidad de la crisis económica está poniendo a prueba la capacidad de la ciudadanía para afrontar un día a día en el que la supervivencia se va haciendo más difícil como consecuencia de la destrucción masiva del empleo", se asegura desde la Asociación.

Así, ante la difícil situación de los millones de desempleados, y unos sistemas de protección social "que se sitúan muy lejos de los estándares de nuestros socios europeos", los expertos en Servicios Sociales instan a potenciar los movimientos sociales. Se trata, aseguran, "de activar el principal potencial con el que cuenta la sociedad española para superar las extraordinarias dificultades actuales".