INTERNACIONAL

La ONU investiga la ejecución de un grupo de soldados sirios por parte de los rebeldes (VÍDEO)

02/11/2012 17:41 CET | Actualizado 02/11/2012 17:49 CET

El vídeo en el que aparentemente rebeldes sirios ejecutan a sangre fría a soldados del régimen de Bashar al Assad que se han rendido debe ser verificado pero parece constituir un crimen de guerra que debería ser perseguido, según ha señalado este viernes la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

"Como otros vídeos de este tipo, es difícil verificar inmediatamente en términos de localización, quién está implicado. Necesitamos examinarlo con detenimiento. Será examinado cuidadosamente", ha afirmado el portavoz de Pillay, Rupert Colville, durante un briefing en Ginebra. "Pero las alegaciones son que eran soldados que ya no eran combatientes y por tanto, en este punto, parece muy probable que esto sea un crimen de guerra, otro más", ha reconocido.

ADVERTENCIA: El vídeo contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad del lector.

También Amnistía Internacional se ha pronunciado sobre el vídeo. "Esta horrible grabación presenta un potencial crimen de guerra en curso y demuestra la completa falta de respeto del Derecho Internacional Humanitario por parte del grupo armado en cuestión", ha afirmado la ONG en una declaración recogida por la BBC.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó este jueves de que las fuerzas rebeldes habían tomado tres posiciones militares próximas a Saraqueb, una localidad estratégica a 50 kilómetros de Alepo (norte), en las que habían dado muerte a al menos 28 soldados, ocho de ellos a sangre fría, según revelan imágenes de vídeo difundidas por la organización.

En ellas se ve lo que parecen combatientes rebeldes dando patadas y golpeando a alrededor de una decenas de soldados, a los que han agrupado en el suelo de un edificio medio derruido, aparentemente un puesto de control. A continuación, se produce una ronda de disparos contra los cuerpos.