POLÍTICA

Tragedia Madrid Arena: Decenas de jóvenes entraron sin control al recinto cuando comenzó la actuación de Aoki

02/11/2012 16:40 CET | Actualizado 02/11/2012 17:23 CET

Tres jóvenes muertas; otras dos heridas de extrema gravedad. La tragedia del Madrid Arena durante una fiesta de Haloween ha dejado muchas incógnitas, preguntas a las que se están dando muchas respuestas y que se pretenden dilucidar en la investigación judicial en marcha.

¿DÓNDE TUVO LUGAR LA AVALANCHA?

madrid arena pasillo

Fue en uno de los pasillos que dan acceso a la pista central, en la planta cero. Allí, según fuentes de la investigación, se produjo la avalancha en el momento en el que el músico y DJ Steve Aoki, principal atracción de la fiesta de Haloween, comenzó su actuación.

El pasillo cuenta con unas dimensiones de 13 metros de largo por tres metros de ancho. A través de dicho pasillo se puede acceder a los pisos superiores mediante dos escaleras. En él está la puerta de la sala de control de dopaje (en el vídeo de arriba, a la izquierda de la imagen).

¿CÓMO SE PRODUJO LA AVALANCHA?

Es el punto principal de la investigación. Las últimas informaciones apuntan a varios ríos de personas que confluyen en el pasillo donde tuvo lugar la tragedia, en torno a las cuatro de la madrugada.

Por un lado, quienes, desde la pista central, querían acceder a las gradas para ver mejor la actuación de Aoki. Por otro lado, quienes, al comenzar la sesión del famoso DJ, quisieron entrar al recinto desde fuera, muchos de ellos, sin entrada. Los dos grupos confluyeron en dicho pasillo, chocando entre ellos y formando un tapón.

Fue entonces cuando se produjo la avalancha. Una de las líneas de investigación se centra en saber si la estampida se produjo por culpa de una bengala o por el estallido de un petardo. Pero según han declarado varios jóvenes a diversos medios de comunicación, el exceso de aforo provocó avalanchas durante toda la noche.

¿HUBO EXCESO DE AFORO?

Según la empresa, se vendieron 9.600 entradas para un aforo de 10.600. Aunque informó al Ayuntamiento de Madrid de que el aforo sería de "7.000 personas, aproximadamente". Sin embargo, los asistentes no se creen estas cifras. Algunas fuentes hablan de 15.000 personas y otras elevan este número hasta las 20.000.

Según la Ley de Espectáculos Públicos de la Comunidad de Madrid, la superación del aforo máximo permitido cuando comporta un grave riesgo para la seguridad de personas o bienes supone una infracción muy grave. La empresa se podría enfrentar a multas que van de 30.005 euros hasta los 300.506 euros, que podría ascender a los 601.012 euros en el supuesto de venta de alcohol a menores.

¿FUE CULPA DE UNA BENGALA O UN PETARDO?

La Policía trabaja en identificar a la persona o personas que prendieron bengalas, como se ve en varios vídeos, así como en saber si se lanzaron petardos, como han declarado los testigos. Fuentes de la investigación han señalado que en el lugar del suceso se han hallado restos de bengala.

Los investigadores están visionando las grabaciones de las casi cien cámaras de seguridad del recinto y está tomando declaración a los testigos del suceso, así como a los responsables de la empresa organizadora del evento y los familiares de las víctimas.

¿FALLÓ LA SEGURIDAD?

Sólo había 38 agentes de seguridad privada y no todos se encontraban en el interior del recinto ni en los controles de acceso, por lo que la cantidad de gente que entró a la vez desbordó a quienes se encontraban allí. Además, del resto de personal, 70 personas pertenecen a una empresa auxiliar que no tiene competencias de seguridad y que funcionaban esa noche como controladores de acceso.

Según estos datos, facilitados por la empresa organizadora al Ayuntamiento, se anunció que el servicio sanitario iba a correr a cargo de dos médicos, dos enfermeras y dos ambulancias de transporte convencional, con dos técnicos de emergencias, para las supuestas 9.600 personas que había en el recinto.

¿HABÍA MENORES?

Para esta pregunta hay una respuesta clara: sí. De hecho, una de las heridas graves tiene 17 años. Además, son muchos los menores que han admitido haber entrado al recinto sin que les pidieran el DNI para ello.

La Ley contempla como infracciones graves la admisión de menores en espectáculos, actividades y establecimientos donde tengan prohibida su entrada. Las multas por este tipo de infracción van entre los 3.006 euros y los 30.050 euros.

La tragedia del Madrid Arena, en fotos y vídeos

Reacciones Madrid Arena