ECONOMÍA

Bruselas mete presión a Rajoy

07/11/2012 14:32 CET | Actualizado 07/01/2013 11:12 CET
AFP

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha pedido este miércoles a España que concrete las medidas de ajuste presupuestario que pretende aplicar en 2014 para cumplir los objetivos de déficit pactados con la UE.

Según las previsiones de otoño de Bruselas, la economía española se contraerá el 1,4 % este año y el próximo, mientras que pronostica que el crecimiento regresará en 2014, con un aumento del 0,8 % del Producto Interior Bruto (PIB), según las previsiones que dio a conocer hoy.el déficit de España se situará en 2014 en el 6,4% del PIB, "muy por encima" del objetivo del 2,8% pactado por la UE, según ha admitido Rehn y casi el triple de lo que dice el Gobierno.

"Hemos animado a España a concretar pronto sus medidas de consolidación fiscal para 2014", ha dicho el vicepresidente de Asuntos Económicos. Rehn transmitió este mensaje al ministro de Economía, Luis de Guindos, el pasado lunes en una reunión mantenida en México en el marco del G-20.

Por lo que se refiere a 2012 y 2013, años en los que España incumplirá también los objetivos de déficit, el responsable comunitario ha explicado que sus servicios están analizado si el Gobierno ha adoptado "medidas eficaces" para recortar el déficit, y ha dicho que tendrá en cuenta la reducción estructural más que los objetivos nominales.

Las previsiones macroeconómicas presentadas hoy por el Ejecutivo europeo estiman que los esfuerzos realizados no permitirán al país controlar su desvío en los próximos dos ejercicios, pese a la prórroga de un año concedida a España.

La CE señaló que pese a las reformas emprendidas por el Ejecutivo español en los últimos meses y que acelerarán la consolidación fiscal del país a fines de 2012, la situación económica lastra las posibilidades de reducir el desvío del déficit.

"Los recortes planeados parecen estar en el buen camino, pero una amplia caída de los ingresos, unos pagos de intereses más altos y el aumento de las transferencias sociales casi contrarrestan esas mejoras", indican los economistas comunitarios en su documento.