NOTICIAS

El juez del caso Madrid Arena imputa al gerente de Diviertt y a otros organizadores de la fiesta

12/11/2012 13:46 CET | Actualizado 12/01/2013 11:12 CET
EFE

El juez Eduardo López Palop, que instruye el caso Madrid Arena, tomará declaración en breve como imputado al gerente de la empresa Diviertt, Miguel Angel Flores, al representante legal de la empresa Kontrol 34 y al de Seguriber.

Asimismo, el magistrado ha solicitado al Ayuntamiento que informe qué Concejalía es la encargada de tramitar la cesión de los locales municipales para este tipo de eventos con el ánimo de citar, en principio, en calidad de testigo, al responsable de la citada Concejalía.

Así lo avanza un comunicado remitido este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), donde se avanza que también se llamará a declarar como imputados al representante legal de la empresa Kontrol 34 y al de Seguriber.

El magistrado ha especificado que se les llamará a declarar en el curso de esta semana, o a más tardar a principios de la semana próxima, según apunta el TSJM.

Por otro lado, el magistrado llevará a cabo mañana la inspección ocular del recinto acompañado por representantes del Ministerio Fiscal, la Policía Científica y miembros de la Brigada de Homicidios que se encarga de la investigación de los hechos, así como de tres agentes, dos policías nacionales y un policía municipal que la noche de autos, fuera de servicio, se encontraban en el pabellón.

ACCIONES DE PERSONACIÓN

Por otra parte, el juez ha hecho un ofrecimiento de acciones a las familias de las cuatro jóvenes fallecidas, y a la familia de la muchacha que permanece hospitalizada en estado grave, por si consideran la posibilidad de personarse en las actuaciones como acusación particular.

Por último, y con el objeto de fijar el número de asistentes al acto, el magistrado ha requerido a la Policía Científica que haga una simulación mediante ordenador para establecer las personas que caben en el Pabellón Madrid Arena y las que realmente había.

OFRECIDO POR NISSAN