POLÍTICA

Emilio Botín publica un artículo en 'El País': Un plan B para resumirlo

15/11/2012 11:58 CET | Actualizado 15/11/2012 12:01 CET
Gtres

Son 1298 palabras, 7881 caracteres con espacios, los que Emilio Botín, presidente del Banco Santander, escribe en El País este jueves. Su inusual artículo de opinión, que ocupa toda una página (con ilustración incluida), probablemente podría resumirse en menos. Lo intentamos:

-Más Europa. El artículo, titulado "No hay plan B", recoge buena de los postulados políticamente correctos europeos. Desde la mirada a un pasado político glorioso a la inexistencia de una alternativa a la integración europea. "Nunca los europeos han conocido una etapa de bienestar tan larga" como con el euro, dice el banquero.

-Mala gestión de la crisis. Es, cinco años después del estallido de la crisis, otro de los mantras de los líderes comunitarios. "La respuesta insuficiente y lenta" a la crisis, que según Botín todavía perdura, puede llevar a Europa al "declive".

-La unión bancaria. Según el banquero, es el pilar clave donde debe asentarse la salida de la crisis. "Es indispensable para armonizar las prácticas regulatorias y supervisoras y reducir la fragmentación del sistema financiero europeo". El proyecto de unión bancaria, que implica la transferencia a europa de soberanía y supervisión, está siendo discutido por los jefes de Gobierno de la UE.

-¡Más reglas para la banca! Botín pide más normas para que la banca europea deje de "ser parte del problema", pero no especifica cuáles.

-Governance, o "gobernanza". Botín se atreve con el inglés (no es la primera vez), al menos con esta palabra, para reivindicar la toma de decisiones sin riesgos en las entidades bancarias.

-Cultura. Según el banquero, lo que hace falta en los bancos es autoridad y responsabilidad: "un gobierno corporativo sólido " que requiere "mucha experiencia y mucho oficio". Lo que él llama "cultura bancaria".

"En conclusión, Europa está en un punto de inflexión y solo unida puede ser fuerte. La prioridad es resolver la crisis de la deuda soberana y para ello es clave avanzar en la unión bancaria. Si queremos un mercado único, las reglas y la supervisión también deben ser únicas. Además, es fundamental tener una buena cultura bancaria para conseguir una banca fuerte a largo plazo".