Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de México en el Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo, de forma previa a la ceremonia solemne de toma de posesión que se efectuará más tarde ante el Congreso.

En el traspaso del poder, poco después de la medianoche del viernes al sábado, el mandatario saliente, Felipe Calderón, entregó la bandera de México a Peña, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ganador de las elecciones del 1 de julio pasado, para simbolizar el relevo en la Presidencia.

La ceremonia comenzó justo en el primer minuto de este sábado, cuando Calderón y Peña Nieto bajaron por una escaleras hasta un patio del Palacio Nacional, y terminó, seis minutos después, con el himno nacional.

En el patio estaban también los integrantes del Gobierno entrante y del saliente, que fueron saludados por Calderón y Peña Nieto. Inmediatamente después del cambio de mando presidencial se efectuó el juramento de los miembros del nuevo gabinete de seguridad, integrado por Miguel Ángel Osorio Chong al frente de la Secretaría de Gobernación (Interior), Salvador Cienfuegos Zepeda como titular de la cartera de Defensa Nacional y Vidal Francisco Soberón Sanz como secretario de Marina.

REGRESO AL PODER DEL PRI

Con Peña Nieto, el PRI regresa al poder que ejerció durante siete décadas hasta el año 2000, cuando fue derrotado en las urnas por el Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenecen Calderón y su predecesor, Vicente Fox.

Los actos del cambio de Gobierno continuarán a lo largo de este sábado, cuando Peña jure el cargo en la sede de la Cámara de Diputados, desde donde regresará al Palacio Nacional para dirigir su primer mensaje al país como presidente.

De hecho, Calderón salió esta medianoche del acto que encabezó con Peña Nieto con el pecho cruzado por la banda presidencial, que traspasará en el acto de la Cámara de Diputados, cuando está previsto que Peña Nieto jure cumplir la Constitución.

POSIBLES PROTESTAS

No se descarta que en el acto de la Cámara de Diputados haya protestas de los legisladores de la oposición de izquierdas, pero, de acuerdo con las declaraciones previas, no se cree que sean tan tumultuosas como las de hace seis años.

El 1 de diciembre de 2006, Felipe Calderón y su predecesor, Vicente Fox, ambos del PAN, tuvieron que entrar por puertas laterales de la Cámara y cumplir con las formalidades a prisas y en medio de un escándalo de los legisladores de oposición.

Este sábado habrá protestas convocadas por los jóvenes del movimiento YoSoy132, militantes del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador, que quedó en segundo lugar en los comicios presidenciales del 1 de julio y no reconoce la victoria de Peña Nieto.