NOTICIAS

La Policía cree que la red de Gao Ping de la Operación Emperador blanqueaba dinero de otros países de la UE

01/12/2012 13:06 CET | Actualizado 01/12/2012 13:16 CET
EFE

Un informe policial contenido en el sumario de la operación Emperador refleja que la red de blanqueo liderada por el chino Gao Ping -en libertad por un error judicial- era "de alcance europeo" y trasladaba a China por diferentes vías dinero negro procedente de otros países de la Unión Europea (UE).

El informe sobre los pinchazos telefónicos ordenados a los presuntos miembros de la trama, al que ha tenido acceso Efe, indica que uno de sus cabecillas, Wang Wei, residente en Alemania, gestionaba "las actividades de blanqueo realizadas por la organización, pero a nivel de toda la Unión Europea, es decir, gestionando entregas, recogidas y transportes entre diferentes países".

Narra el caso de la intervención en la localidad madrileña de Arroyomolinos en diciembre de 2011 de 1,2 millones de euros ocultos en el depósito de gasolina de una furgoneta de la trama, dinero que, según la Policía, no solo procedía de comercios chinos de la comunidad de Madrid.

ITALIA Y PORTUGAL

Estas cantidades también provenían de otros países como Italia, donde se realizaron algunas de las detenciones en esta operación, indica la policía, que añade que distintos comerciantes de origen chino residentes en ese país se desplazaron entonces a Madrid para entregar diversas cantidades de efectivo a uno de los responsables de la red mafiosa.

Además, apunta que la red transportaba parte del dinero a Portugal, desde donde podría haber remitido las cantidades a China "con una operativa parecida o similar a la detectada en España y otros países europeos".

A partir de las intervenciones telefónicas, en las que los implicados en la red usan varias palabras en clave para referirse las entregas de dinero, los agentes detectaron que las cantidades de las que hablaban los implicados tenían origen delictivo.

Les llamó la atención, explica el informe, la "angustia y premura" que mostraban los proveedores de la red cuando no recibían el dinero a tiempo, lo que en su opinión denotaba que los fondos no provenían de actividades lícitas.

1.200 MILLONES DESDE 2009

Detalla además la Policía las diferentes vías que usaba la trama para blanquear el dinero, entre 200 y 300 millones al año, lo que arroja una cifra de 800 a 1.200 millones de euros desde 2009, cuando se detectó la actividad delictiva.

La Policía Nacional señala en el informe que las vías para retornar a China el dinero obtenido del contrabando y el fraude fiscal eran, en primer lugar, el transporte por carretera, así como las transferencias bancarias y las falsas remesas de inmigrantes.

También constata que "para estas actividades utilizan a empresas y personas interpuestas con el fin de desvincular el dinero de sus verdaderos titulares y dificultar la posible investigación sobre las personas que dirigen las actividades de blanqueo".