Karlos Arguiñano ha vuelto a usar su programa de cocina para hablar sobre la actualidad política del país. Primero lo hizo refiriéndose a los recortes del actual Gobierno, después, se refirió a la final de la Copa del Rey y a la polémica por la que el Real Madrid no quería que se jugara en su estadio, y más tarde, sobre los desahucios.

Ahora, Arguiñano ha añadido más sal a la avinagrada situación de quien fuera patrón de los patronos, el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, detenido y encarcelado por presunto blanqueo de capitales, entre otros delitos que se le imputan.

"El presidente de los empresarios... el ex... vaya pajarito también este presidente de los empresarios que teníamos. Yo que voy de empresario dije: a mí no me han dicho que le vote a ese. Yo no le voto a ese, ni loco, vamos. Hay cada pájaro. Tenía dineros guardados, no pagaba... yo qué sé lo que tienen algunos. ¿Cómo podría ser este presidente de todos los empresarios de España? ¡Qué horror! ¿Quién controla? ¿Y los movimientos? ¿Sabéis de qué tengo la sensación? De que hay tanta gente que está enganchada a la historia del 'choriceo' que no se están descubriendo ni la décima parte de cosas que se tendrían que descubrir. ¿Por qué? Porque está la gente muy muy enganchada. Este país es excelente en chorizos. Igual no nos va a superar nadie en chorizos, los vamos a tener de categoría, ¿eh?".

Tras este discurso inicial, Arguiñano se despacha bien con los que llama "golfos" que "nos hicieron creer que éramos país puntero en el mundo". "Hemos quedado punteros en paro y en el 'choriceo'", insiste el popular cocinero, que pide "darle la vuelta como sea entre todos" y "como sea". Arguiñano lanza además un consejo: "no dejéis que avancen tanto los golfos en los gobiernos, diputaciones, ayuntamientos, instituciones...".

Arguiñano cree que "son tantos" los chorizos que "va a costar pararlos". Por eso, pide a su público que no se corte y que denuncie a quienes cometan irregularidades. "Cuando veáis a los sospechosos, dar candela", añade.